Rocío Carrasco y Fidel Albiac viven este lunes 7 de septiembre un día muy especial para ambos. Hace exactamente cuatro años que la pareja se daba el ‘sí, quiero’ y ponían así el broche de oro a una relación de 16 años. La pareja sellaba su amor en una ceremonia que tuvo lugar en la finca toledana de Valdepalacios. Un cuarto aniversario que, sin embargo, para la hija de Rocío Jurado tiene un sabor agridulce.

Artículo relacionado

A pesar de que para Rocío Carrasco su boda con Fidel Albiac fue uno de los días más felices de su vida, lo cierto es que el enlace también supuso el punto y final a su relación con sus hijos. Rocío y David Flores decidieron no acudir al ‘sí, quiero’ y, desde entonces, no mantienen ningún tipo de contacto. Ese mismo año, además, el menor de los hermanos decidió no volver a vivir con su madre.

Según explicó Belén Esteban en ‘Sálvame’, ninguno de los jóvenes acudió debido a que la hija de Rocío Jurado tan solo invitó a David y no lo hizo en persona. “Solo le manda la invitación al niño. El niño dice que no va porque su madre no lo ha llamado. Además, no va porque no ha invitado a su hermana Rocío”, contó entonces.

Rocío Carrasco Fidel Albiac
GTRES

Posteriormente, Rocío Carrasco decidía demandar a Antonio David Flores por no haberle devuelto al menor, que aún no había cumplido los 18 años, razón por la cual ella aseguraba que no había podido estar presente el día de su boda. Contra todo pronóstico, su hijo estuvo presente en el juicio, lo que terminó de debilitar su relación, ya que Rocío ni lo saludó. “El problema que tiene David es que él esperaba una llamada de su madre el día que cumplió 18 años. Como no recibe esa llamada David se decepciona y luego pasó la historia del juzgado y eso ya fue la puntilla” , explicaba Antonio David Flores en televisión sobre ese episodio.

Artículo relacionado

A pesar de no contar con el apoyo de sus hijos, lo cierto es que Carrasco no dejó que su ausencia marcase un día tan importante para ella. Rodeada de Las Campos y sin la presencia de la familia Mohedano, se mostró más enamorada que nunca del sevillano, con quien puso el mejor sello a su relación. Todo mientras la relación los jóvenes se desmoronaba y comenzaba una cruel batalla judicial. Cuatro años después de esta gran fecha, Rocío y Fidel permanecen juntos y más unidos que nunca, mientras que sus hijos no podrían estar más alejados.