"El final de una dio paso al principio de muchos", con esta frase lapidaria Rocío Carrasco sentencia con rabia y evidente dolor lo que realmente significó la enfermedad y posterior muerte de Rocío Jurado para los miembros de su familia mediática. En el sexto episodio de 'En el nombre de Rocío', que estará disponible desde este viernes en Mitele plus, la madre de Rocío Flores recuerda entre lágrimas como el verano de 2005 todo cambió cuando la más grande fue diagnosticada con cáncer de páncreas: "El médico me dijo 'el 80% no sobrevive' y tonta de mi le dije 'me da igual, ella está en el 20% restante".

Artículo recomendado

El motivo de felicidad de Rocío Carrasco: El museo de Rocío Jurado, un éxito apabullante de público

El motivo de felicidad de Rocío Carrasco: El museo de Rocío Jurado, un éxito apabullante de público

Bajo el título 'Matar al león', Rocío Carrasco recuerda cómo decidieron trasladarse a Houston en busca del mejor tratamiento, una estancia muy costosa que corrió a cuenta de manera íntegra por Rocío Jurado. Por primera vez, Rocío habla de las reacciones que generó la irrupción de la enfermedad de la artista en los diferentes miembros de su familia y destapa sus verdaderas intenciones: "Mi madre contemplaba con mucha tristeza que tan rápido cada uno se fuera ubicando cuando todavía ella no tenía claro lo que iba a pasar... ¿Por qué lo tenían tan claro los demás?", se preguntaba haciendo referencia, entre otros, a Rosa Benito, quien por aquella época se estrenó como colaboradora de televisión a raíz del paso de su hija Rosario por 'GH VIP'.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco habla de Gloria Camila y José Fernando

Mediaset

Artículo recomendado

Rocío Carrasco hace público el desplante que Rosa Benito hizo a Rocío Jurado en su peor momento

Rocío Carrasco hace público el desplante que Rosa Benito hizo a Rocío Jurado en su peor momento

Este nuevo capítulo, que promete levantar ampollas entre los Mohedano, también saca a relucir la verdad sobre el cambio de testamento. "Después de esa rueda de prensa, se fue al despacho de Ana [Iglesias] e hizo el testamento", una modificación de última hora en la repartición de sus bienes que refleja claramente que Rocío Jurado conocía a la perfección a los miembros de su familia y todo lo hizo con el objetivo de proteger a su hija mayor: "Si a la jauría no le dejaba bien servida, me iban a comer", manifestaba Rocío Carrasco.