En el nuevo episodio de ‘En el nombre de Rocío’, han sido muchos los nombres que han sonado en boca de Rocío Carrasco. Una vez más, la hija de Rocío Jurado no ha tenido ningún problema en hacer referencia a los miembros de los Mohedano de los que tiene muchas cosas que contar. Pero más allá de ellos, también ha tenido palabras para dos de las personas más importantes de su vida, sus padres. Como es lógico, la historia de Rocío Carrasco no se entiende sin ellos. Y en este nuevo capítulo no ha dudado en contar cómo se enteró de que Rocío Jurado y Pedro Carrasco se separaban.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco confiesa su mayor decepción con su tía, Gloria Mohedano, en 'En el nombre de Rocío'

Rocío Carrasco confiesa su mayor decepción con su tía, Gloria Mohedano, en 'En el nombre de Rocío'

Rocío Carrasco ha contado que le dijeron que “papá y mamá iban a dejar de vivir juntos por problemas de adultos y de mayores, que yo no me preocupase porque iba a tener tanto a mi padre como a mi madre, y que lo único que iba a cambiar es que ellos no iban a vivir juntos pero que el resto seguía igual”. Algo que así fue, porque incluso su abuelo Antonio no dejó de vivir en el el mismo hogar en el que estaba ella.

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco habla de sus padres en 'En el nombre de Rocío'.

MitelePlus

Rocío Carrasco ha recordado cómo después de que Rocío Jurado y Pedro Carrasco le contaran a ella su separación, hablaron con el padre de Pedro Carrasco. “Habló mi padre. Mi padre y fue y le dijo que se separaba. Él le dijo “Pedro, el que te separas eres tú, yo me quedo a vivir con mis hijas”, que éramos mi madre y yo”. Así que, feliz y nostálgica, la protagonista de ‘En el nombre de Rocío’ ha dicho que “mi abuelo se quedó hasta el último día de su vida. Ellos cumplieron lo que me dijeron y les tuve para siempre”.

Además, ha aprovechado que se ha remontado a la separación de Rocío Jurado y Pedro Carrasco para contar cómo el boxeador, de cara al reparto de bienes, hubo una cosa en la que tuvo algo que decir. Porque no estaba de acuerdo con que ese pozo quedara en mano de los Mohedano. “Lo había comprado él, con su dinero, y no quería que ese pozo se lo quedase nadie que no se lo tenía que quedar”. Ella ha reconocido que “yo no sabía que ese pozo existía. Está apartado de la finca de Los Naranjos pero mi padre lo compra para que le pueda dar agua a esa finca, que era de secano”. Su teoría es que “mi padre habría visto seguramente que alguien de la familia tendría mucho interés en el pozo”. Pero, ¿quién?

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco en 'En el nombre de Rocío'.

MitelePlus

Según Rocío Carrasco, “más que de Amador, es de Gloria. Porque Amador nunca estaba enterado de campos ni de fincas, ni de nada de eso. Siempre estaba con las cosas del trabajo de ella”. Pero fuera quien fuera, lo que tiene claro es que los hermanos de su madre influyeron de algún modo en la ruptura. "Influía mucho que opinaban de todo. Crispa la relación, fue el problema que tuvo el matrimonio. Le pregunté por qué se separaron y mi padre me dijo ‘tu tía Gloria, hija, y por tu tío Amador'. Mi madre antepuso su familia, sus hermanos, a mi padre". Algo a lo que ha añadido que "mi padre se vio ninguneado por los hermanos de mi madre. Se vio que no tenía ni voz ni voto, daba igual lo que opinase. Si opinaba blanco y Gloria opinaba negro, iba a ser negro. Llegó un punto en el que mi padre dijo a Rocío que eso no podía ser así".