Una pistola de silicona y un limón dieron un buen susto a Las Mellis la semana pasada. Raquel, una de las hermanas se quemó las manos mientras utilizaba la herramienta para hacer unos pendientes. Tras el pequeño accidente, Bibi, intentó curarle las heridas a su melliza con un consejo que leyó en internet. Pero la idea de echar limón a las quemaduras no hizo más que agravar la situación.

Artículo relacionado

Raquel acabó con quemaduras de segundo grado. "Estaba haciendo unos pendientes de silicona, se me acabó, fui a meterle el recambio a la pistola de silicona y le di al gatillo sin querer”, explicó ella misma en ‘Socialité’. La cantante acabó con heridas en cinco dedos de la mano. “Lo pasé muy mal porque algunas son demasiado profundas”, explicó Raquel en el programa que presenta María Patiño.

Lo primero que hizo tras sufrir el accidente fue abrir el grifo de agua y meter las manos debajo. Fue después cuando Bibi, tras leer en internet un consejo que acabó siendo una peligrosa idea, decidió aplicar zumo de limón a las quemaduras de su hermana. "Entonces yo vi las estrellas”, contó Raquel en ‘Socialité’. “Me quemaba muchísimo más. Pensaba que me iba a morir”, relató.

Después acudieron a urgencias y posteriormente al hospital, donde los expertos curaron y dieron el diagnóstico a Raquel. Presentaba quemaduras de segundo grado en dos dedos de la mano izquierda y en dos de la derecha. “No os preocupéis, que podría haber sido peor, la pobre está bastante jodida, pero está bien”, escribió Bibi en Instagram informando a sus seguidores.