La popular colaboradora de 'Sálvame' ha cambiado los platós por el campo, y se ha desplazado hasta Almonte, en Huelva, para asistir a la romería de El Rocío.Raquel Bollo es una devota de la virgen de la aldea onubense y, aunque la peregrinación arranca oficialmente este fin de semana previo al Lunes de pascua de Pentecostés, ha sido una de las fieles más previsoras y ya está allí desde este miércoles.

Se trata de una de sus tradiciones favoritas y que llega en medio del huracán que está viviendo en el terreno económico. La tertuliana ha venido protagonizando una serie de polémicas que la han vuelto a enfrentar a Carmen Gahona y Rocío Cortés, expareja e hija mayor de Chiquetete. Y todo desde que decidió pedir la pensión de viudedad tras la muerte del cantante, y que le pertenece por haber estado casada con él diez años.

Artículo relacionado

No cabe duda de que participar de El Rocío le va a servir a Raquel para desconectar de tensiones. De ahí, su sonrisa y felicidad con las que la han encontrado las cámaras entre batas de cola, música y carretas y pasos engalanados con flores. "Y quién me enseñó la salve, a pedir con fe y rezarle, que con fe todo se alcanza, Dios te salve reina y madre, madre de mis esperanzas... #devoción #Rocío #UnAñoMás", ha sido la oración rociera que la Bollo ha escogido para anunciar en sus redes dónde se encuentra.

La colaboradora de 'Sálvame', además, ha elegido un precioso diseño a cuadros blancos y beige de volantes creado por Consolación Ayala. Se trata de un vestido que actualiza el tradicional vestido de flamenca gracias a su bonito estampado y, sobre todo, al cinturón que marca la cintura de Raquel y la estiliza. El detalle de los botones en el cuerpo del vestido le dan un toque juvenil, también. El conjunto queda complementado por un bonito sombrero cordobés y unos pendientes de aro.