Kiko Rivera preocupaba a todos sus seguidores al compartir su malestar a través de redes sociales:"Tengo un poco revuelto el cuerpo, sensación de cansancio... no sé, no me encuentro bien", reconocía. Aunque quiso restarle importancia dejando claro que no tenía fiebre, el rostro del hijo de Isabel Pantoja hablaba por si solo.

Artículo relacionado

Horas más tarde era él mismo quien adelantaba el problema que le había llevado a sentirse realmente mal los últimos días: "Sabéis que siempre he sufrido un poco de diabetes. Me he hecho la prueba del azúcar y la tengo baja, por eso tengo ese cansancio y unos sudores malísimos", explicaba con total naturalidad. Aunque haciendo gala de su gran sentido del humor le puso remedio a su situación: "Me voy a comer unos pasteles".

Kiko Rivera

Hasta ahora siempre había sido la temida gota lo que había alterado su rutina diaria, la última vez durante un reto digital en el que prometió estar 24 horas pinchando en directo, sin embargo en esta ocasión ha aparecido la diabetes, una enfermedad que no ha dado demasiados sustos al Dj pero que le obliga a mantener una dieta equilibrada.

Después, era él mismo quien informaba de su evolución:"Me encuentro mucho mejor. Azúcar estabilizado y todo bajo control". Resuelto el misterio de su malestar solo nos queda desearle una pronta recuperación. Estamos seguros que gracias a los mimos de Irene Rosales y sus dos hijas, estará al 100% en apenas unos días.

Kiko Rivera

Kiko lleva un 2020 un tanto complicado en lo profesional ya que la crisis del coronavirus le 'obligó' a parar de manera tajante. Sin embargo, en lo personal está atravesando un gran momento ya que este verano ha tenido la oportunidad de disfrutar al máximo del cariño de todos los miembros de su familia. Con las pilas cargadas, el Dj se enfrenta al 'nuevo curso' con mucha energía y ganas de darlo todo.