Pilar Rubio está viviendo su cuarto embarazo de una forma muy diferente a los anteriores. En esta ocasión la situación le obliga a pasar más tiempo en casa, algo que por un lado le está permitiendo disfrutar más de la evolución de su estado y que a la vez hace que lleve a rajatabla su rutina de cuidados. La presentadora, que se encuentra en la semana 24 de embarazo, ha compartido con sus seguidores las nuevas sensaciones que está sintiendo durante los últimos días y que hacen que esté disfrutando de este feliz momento. La mujer de Sergio Ramos ha publicado un vídeo en el que se ha pesado, ha medido el contorno de su barriga y ha revelado cuáles son las novedades de la dulce espera.

Artículo relacionado

“Estoy bastante contenta porque he entrado en la semana 24. Empiezo a notar cómo se mueve, cómo se coloca, en especial por la noche cuando me tumbo. Eso es buena señal”, ha contado Pilar, que además ya nota “las típicas pataditas”. Además de notar los movimientos de su bebé, del que todavía no han desvelado el sexo, y de cuidarse mediante una buena alimentación y una rutina de ejercicios para embarazadas de lo más completa, Pilar se ha propuesto un reto.

Para controlar la evolución de su cuerpo durante estos meses, ha decidido pesarse y medirse el contorno de la barriga todas las semanas, algo que “no hacía desde la semana 20… Mal”. Así que no lo ha dudado y ha grabado en vídeo el momento de coger el metro y medirse la barriga y de subirse a la báscula para saber cuánto peso ha cogido durante las 24 semanas de embarazo. En cuanto al contorno la barriga Pilar ha mostrado que mide 87 centímetros y al subirse a la báscula ha marcado 65,9 kilogramos. La mujer del futbolista del Real Madrid ha hecho el cálculo y teniendo en cuenta que su peso habitual está sobre los 60 kg, ha engordado casi seis desde que comenzó su embarazo. “Bien bien bien estoy contenta”, ha dicho con una sonrisa.

Además ha hecho un llamamiento a otras mujeres que están pasando el confinamiento embarazadas y les ha propuesto que “no nos tenemos que abandonar porque es verdad que estando en casa gastamos menos energía y quizá estamos comiendo lo mismo y deberíamos rebajar esa cantidad”.