El mundo de los directos es un mundo con vida propia que a menudo conlleva sorpresas, imprevistos y decisiones de última hora. De eso no cabe duda. Pero también es verdad que algunas decisiones son más delicadas que otras, y que la forma de tomarlas o comunicarlas puede marcar la diferencia y hacer que sean más o menos incómodas.

'El Hormiguero', por ejemplo, tuvo que tomar una decisión en directo que acabó viéndose como un desplante a una de sus colaboradoras, Mónica Cruz. Por lo visto, la entrevista a las invitadas del día, que en este caso era Aitana y Ana Guerra de OT, se alargó más de la cuenta y el programa tuvo que recortar tiempo de donde pudo. Hasta ahí, la situación es totalmente comprensible.

Artículo relacionado

Lo que llama la atención es que la opción fuera eliminar por completo toda una sección (la de Mónica) y, es más, que Pablo Motos hiciera salir ante las cámaras a la actriz para saludarla y despedirla a un tiempo. Ataviada con el curioso look con el que iba a llevar a cabo su sección 'Mónica cool', para la que estaba preparada desde el principio del programa, Mónica Cruz tuvo que escuchar cómo Pablo Motos le decía que "No nos puedes explicar nada de esto. Lo tendrás que hacer el próximo día. Mónica, se me ha ido la noche".

A pesar de lo incómodo de la situación, Mónica respondió entre risas: "No te preocupes, me voy así a tomar algo". Acto seguido, dio dos besos a las invitadas y se marchó por donde vino. Aitana y Ana Guerra, por su parte, se mostraron totalmente incrédulas ante la extraña situación y Ana Guerra llegó a preguntar si el programa estaba terminando yo. "No, pero tenemos otras cosas que no podemos saltar", respondió Pablo Motos sin cortarse un pelo. Parece ser, a juzgar por su comentario, que la sección de Mónica sí que era fácilmente prescindible...