La intervención a la que se ha sometido Sara Carbonero ha sido todo un éxito. La presentadora ingresaba el pasado viernes en la Clínica Universitaria de Navarra para realizarse una pequeña operación. Si en un primer momento saltaba la duda de si podía estar relacionado con la enfermedad contra la que lleva meses luchando, era Sonsoles Ónega la encargada de confirmar que no era así. Sin saberse todavía el origen al detalle, sí ha confirmado el entorno que todo ha ido bien y que los médicos se encuentran satisfechos con el resultado. A su lado, en todo momento, Iker Casillas. El deportista solo se ha separado de su mujer para estar con sus hijos.

Artículo relacionado

La rutina de Iker Casillas ha cambiado desde que Sara Carbonero fuese ingresada el pasado viernes. El futbolista acude cada mañana al centro hospitalario donde se encuentra la presentadora después de haber dejado a sus hijos en el colegio. Ya sea solo o acompañado de la madre de Sara, Iker no se separa de su pareja. Su gesto preocupado y nervioso a la llegada al hospital delataba el momento complicado por el que están pasando. Por suerte, todo ha ido bien.

Cada día, Casillas permanece en el hospital hasta que llega la hora de recoger a los niños del colegio. En la situación que nos encontramos, resulta complicado organizarse. Las medidas de seguridad y la precaución, teniendo en cuenta, además, la reciente intervención de Sara, hacen que sea Iker quien se encargue de todo para proteger de posibles contagios. Esta misma mañana, a la hora habitual, podíamos ver al futbolista entrando en el parking del hospital como de costumbre.

Iker Casillas

Iker Casillas llega al hospital donde se encuentra ingresada Sara Carbonero

Gtres

La operación ha ido bien

El entorno de Sara Carbonero e Iker Casillas confirmaba a la revista 'Hola' que la intervención a la que se ha sometido la periodista ha sido un éxito. Pese a que no han querido dar detalles acerca del ingreso, sí han tranquilizado a todos los que se han preocupado por Sara desde que saltase la noticia. Parece que el resultado es optimista y que la presentadora podría reincorporarse a sus rutinas en los próximas días. Ojalá podamos verla pronto recuperada y disfrutando del amor de los suyos.