El mercado inmobiliario en el que compran y venden los famosos no es como el del resto de los mortales. Corinna Schumacher, mujer del piloto de Fórmula 1 que permanece en estado vegetativo desde 2014, acaba de pagar nada menos que 30 millones de euros a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid por su villa de lujo de Mallorca, llamada Villa Yasmín.

Artículo relacionado

El presidente del Real Madrid compró esta impresionante casa en 2005 por 27 millones de euros a la inmobiliaria que posee el novio de Norma Duval, Matthias Kühn, y desde entonces siempre pasaba allí todos sus veranos. Pero en 2012, su esposa Pitina falleció de un infarto y parece que Florentino no habría querido volver. El año pasado la puso a la venta y ahora, por fin, ha conseguido deshacerse de ella.

Lo cierto es que con esta venta ha conseguido 'hacer negocio' ya que la ha vendido por un precio superior al que pagó por ella. La transacción se habría completado por 30 millones y es que la casa no es una casa al uso. Se trata de un complejo formado por un terreno de 13.000 metros cuadrados, con 3.000 habitables divididos en tres casas (una mansión principal y otras dos más pequeñas). Además, cuenta con dos piscinas, gimnasio, un enorme jardín y, sí, un helipuerto.

Parece que esta habría sido una de las principales ventajas que habría visto Corinna en la villa porque le facilitaría mucho llevar allí a Michael sin levantar demasiado revuelo. Y es que la casa está en una zona elevada que además le permite tener unas preciosas vistas al mar. Actualmente, el piloto alemán reside en Suiza, en una casa especialmente acondicionada para sus condiciones tan delicadas.