Miguel Bosé no ha acabado su entrevista con Jordi Évole tan bien cómo la empezó. La Sexta ha emitido la segunda parte de la entrevista que Jordi Évole ha hecho al cantante en 'Lo de Évole' en la que el artista aborda en profundidad su negacionismo y la gran polémica que le ha perseguido estos últimos meses. La tensión ha estado muy presente entre el presentador y el entrevistado en un tira y afloja que ha acabado entre zascas y aún que otro grito.

Artículo relacionado

Si la pasada semana la entrevista que concedió a Évole fue polémica, en la de este domingo el tono ha ido a más. Bosé confesó su adicción a las drogas, al sexo salvaje y reveló que la pérdida de su voz se debió a su ruptura con Nacho Palau, en esta ha chocado contra Évole directamente. La semana pasada, Bosé ya dio unas pinceladas sobre su postura negacionista en el tema de la pandemia. No usa mascarilla –ni habla con nadie que la lleve– ni gel hidroalcohólico, no se ha hecho nunca una PCR... y no solo eso, sino que afirma que lo hace "con la cabeza muy alta". Ante estas palabras, Jordi Évole le ha lanzado una pulla que ha dejado a Bosé prácticamente sin palabras.

Artículo relacionado

"Déjame explicarte una cosa que me ha pasado con esta entrevista... Nos han recomendado que nos hiciésemos test PCR en vez de antígenos, que fuésemos un equipo reducido, que guardásemos la distancia entre nosotros y que el espacio donde lo hiciésemos estuviese ventilado. Yo, a favor. Pero claro, luego oigo lo que tú dices y digo, 'el equipo y Miguel no van por el mismo camino", le ha dicho Évole a Miguel Bosé sin cortarse ni un pelo, y ha añadido: "No nos habían hecho tantas recomendaciones ni cuando entrevistamos a Fernando Simón". Tras escuchar esto Bosé ha dicho: "pero el equipo no soy yo". Y Évole ha seguido: "sí, pero eres el jefe...". "Si querías meter una pulla ya la has metido", le ha respondido Bosé visiblemente molesto.

Miguel Bosé ha afirmado en su entrevista con Jordi Évole sobre el coronavirus: "La verdad no se sabe, o no se ha querido saber, porque hay un plan urdido para que no se sepa". Una postura realmente polémica que ha vuelto a levantar muchas sensibilidades y ha puesto patas arriba las redes sociales este domingo.