La historia de amor de Christian Gálvez y Almudena Cid es de película. Y así se lo contaron a Bertín Osborne en Mi casa es la vuestra. El destino les quiso unir en ‘Pasapalabra’, cuando la gimnasta estuvo invitada al programa de Gálvez, recién aterrizado en Telecinco, y después todo vino rodado.

Artículo relacionado

“Fui a concursar y me empezó a decir cosas como muy bonitas. Y yo digo: ‘buah, esto se lo dirá a todas para dar audiencia’. Además cuando cortamos me pidió que levantara la pierna y al siguiente día otra vez lo de la pierna. Pasó por mi lado y se le olvidó lo que tenía que decir y dije: “se ha quedado en blanco”. Yo pensaba que lo estaba fingiendo”, cuenta la gimnasta.

Y Christian le interrumpió:” Baja ya la pierna, que me estás poniendo to loco”.

Cuando se fueron a despedir, Almudena Cid le quiso dar un abrazo a Christian, pero él la rechazó. “¿Quieres que siga?”, le pregunta la gimnasta a Christian. “Pensé que a él le gustaban los hombres”, confesó. Entonces su teoría de que en la televisión era todo espectáculo se cumplía… ¡pero Christian no se quería acercar a ella porque dice que estaba sudado y no la quería asustar!

Después el de Móstoles hizo méritos y movió hilos para encontrar el teléfono de la vasca. Su primera cita fue en una bolera y desde entonces no se han separado. Se prometieron en París, estuvieron tres años de novios y ocho de matrimonio y hoy se quieren y se admiran como el primer día. Sus miradas lo decían todo.