Marta López Álamo es una mujer que se preocupa por cuidarse en su día a día. La novia de Kiko Matamoros lleva a cabo diferentes trucos de belleza para estar perfecta, tanto para su trabajo como modelo como para sentirse bien con ella misma. En varias ocasiones ha contado a sus seguidores cuáles son las rutinas que sigue en cuanto a belleza, ejercicios físicos y comidas. Si algo ha defendido Marta cada vez que sus seguidores han criticado su cuerpo y en especial su delgadez, es que lo importante es sentirse bien con uno mismo y estar sano. Pero hoy ha ido más allá y ha reconocido que ella también tiene sus complejos.

Artículo relacionado

Con la naturalidad que le caracteriza, Marta López Álamo ha respondido a las preguntas que sus seguidores le han dejado en Instagram. Una de ellas ha sido cuál es su mayor inseguridad o complejo y la novia de Kiko Matamoros no ha dudado en responder cuáles son las zonas de su cuerpo que menos le gustan o qué le gustaría mejorar. La modelo ha revelado que “por ejemplo el pelo o que no tengo los ojos muy grandes” son algunas de las cuestiones que le acomplejan. Y otra con la que ha sorprendido es “que me gustaría ser un par de centímetros más alta”.

Marta López Álamo

Marta López Álamo cuenta con total naturalidad sus mayores complejos.

Instagram @martalopezalamo

Lo que ha recalcado Marta López Álamo después de hacer esta confesión, es que pese a estos pequeños complejos “hoy en día soy feliz de poder decir que no tengo grandes inseguridades o complejos”. Si algo ha dejado claro en las respuestas que ha dado en su Instagram es que está en un momento de su vida muy feliz, tanto con ella misma, como con Kiko Matamoros, como con sus proyectos laborales. Algo que le encanta compartir con el colaborador, con quien se siente plena y de quien está muy enamorada.