Todavía no sabemos si será cierto o no que han comenzado una relación pero de lo que sí estamos seguros es de que han pasado estos días festivos por separado. Blanca Suárez se ha quedado en Madrid, disfrutando de la ciudad, su querido perro Pistacho y sus amigos mientras que Mario Casas ha hecho lo propio... pero en Barcelona. ¿Qué está pasando?

Artículo relacionado

Después de que se desataran los rumores de una posible relación entre los actores, que ya fueron pareja en la ficción gracias a 'El Barco', todas las miradas estaban puestas en ellos. Y es que su cena íntima en un restaurante de Ávila está dando mucho que hablar, sobre todo después de que Mario reaccionara como un adolescente enamorado cuando le preguntaron por su excompañera.

Sin embargo, no han satisfecho las plegarias de sus fans, al menos por el momento, y no han pasado juntos las vacaciones de Semana Santa. Mientras que Mario se ha dedicado a salir de fiesta con un grupo de amigos en Barcelona (y ha compartirlo en Instagram) mientras que Blanca se ha quedado en la capital. Y es que estos días en Madrid han sido de lo más tranquilos.

Blanca ha preferido dedicar su tiempo a descansar y ha pasear por la ciudad. Y lo ha hecho rodeada de sus dos mejores amigos, su perro Pistacho y su maquilladora de cabecera, Natalia Belda, la 'culpable' de que Blanca esté siempre tan guapa en sus apariciones públicas. La actriz y su amiga han aprovechado para practicar uno de sus deportes favoritos, el skate mientras paseaban a Pistacho, que se lo ha pasado pipa.