A María Teresa Campos le sigue doliendo Edmundo Arrocet. La presentadora se ha abierto en canal en su visita a Telecinco, donde ha mostrado con una honestidad brutal los sentimientos y emociones que todavía le produce su reciente ruptura con quien ha sido su pareja durante cinco años. Después de su visita a 'El programa de AR', donde ha lanzado un duro reproche al humorista por haberse 'quedado' con su querida Málaga, ha acabado derramando amargas lágrimas en 'Sálvame'. Mucho ha hurgado en la herida el mismo día, mucho ha desnudado sus emociones, y le ha acabado pasando factura.

Artículo relacionado

María Teresa intentaba encajar con normalidad la cuestión sobre si había rehecho su vida sentimental tras su ruptura. "Dicen que tienes un amigo especial", deslizaba Paz Padilla. Pero la Campos no quería marcarse un farol con su corazón y se ha roto en directo. Y ha admitido: "No quería decir nada cuando me han preguntado que tenía una nueva ilusión o una amistad especial, cuando en realidad no la tengo, porque estoy harta de que me llamen cornuda". Sus lágrimas y su vulnerabilidad han encogido el corazón de todos y es que ver a María Teresa, a sus 78 años, sufrir de esta manera por amor es desgarrador.

Es una de las grandes profesionales de la televisión. María Teresa Campos no solo hizo historia como reina de las mañanas, sino que cambió el formato de los magazines matutinos a tal y como los conocemos ahora. “Yo me sentía periodista pero también artista”, le reconocía hoy a Ana Rosa Quintana. “Me madre me decía que había equivocado la carrera”. La presentadora ha visitado el plató de ‘El programa de AR’ con motivo del 30 aniversario de Mediaset y se ha sincerado acerca de su vida actual tras la ruptura con Bigote Arrocet.

Artículo relacionado

“No me veo sentada en un sillón”. María Teresa Campos se muestra muy firme ante los rumores de un posible retiro profesional. “Llega un momento que uno está para hacer lo que le gusta”. La periodista se encuentra en un momento complicado después del fin de su relación con Edmundo Arrocet. “Ahora hago una vida un poco rara”, explicaba la presentadora. “Porque uno no cierra el ciclo de abrir los ojos y pensar ¡qué me ha pasado!”. Campos no puede ocultar el dolor que le han causado los desplantes del humorista.

“No he cogido las riendas de mi vida”

María Teresa no ha querido entrar en detalles acerca del que ha sido su pareja en los últimos años. Como viene siendo su tónica habitual, la presentadora no ha querido ni pronunciar su nombre. “A veces no he cogido las riendas de mi vida”, expresaba con cierto pesar al recordar algunos de los episodios que ha vivido. “A mí me duele Málaga”, ha afirmado mirando directamente a la cámara. “Málaga es mía y de todos los malagueños”. María Teresa no podía evitar el dolor al hablar de su ciudad en una clara referencia a los últimos movimientos de Edmundo.