Manuel Bedmar se ha convertido en el apoyo incondicional de Rocío Flores en medio de la tormenta mediática originada por el duro testimonio de Rocío Carrasco. Si bien los primeros días eran inseparables, la pareja tuvo que separarse con la marcha de la influencer a Madrid donde ha tenido que atender varios compromisos profesionales.

Ha sido durante estos días en soledad cuando el joven malagueño se ha echado la mano a la cabeza (nunca mejor dicho) y ha decidido tatuarse de nuevo siguiendo los pasos de Rocío Flores que la semana pasada dibujaba en su muñeca el número 13. Manuel iba más allá y elegía un lugar nada convencional para plasmar su último deseo: la cabeza.

Artículo relacionado

Era él mismo quien compartía esta locura en su perfil de Instagram junto a una imagen del diseño, una frase en la que se lee perfectamente: "Grande solo Dios". Tal ha sido el revuelo que ha causado su decisión en redes sociales que hasta el tatuador le decía "'¡estás loco!". Su paso por el estudio de tatuaje no se quedaba ahí, en una segunda imagen mostraba cómo en su cuello luce desde ahora la palabra "inefable", cuyo significado: 'que no puede ser dicho, explicado o descrito con palabras' tiene una gran relevancia para él.

Manuel Bedmar tatuajes

Manuel Bedmar presume de nuevos tatuajes 

Instagram @manuelbedmar14

El joven se ha caracterizado por permanecer al margen de las polémicas familiares. De hecho, durante la presencia de Rocío Flores en 'Supervivientes 2020' solo quiso participar en la gala final del reality en un romántico encuentro.

Rocío Flores ya está en Málaga y habrá sido testigo en primera persona del resultado de la última locura de su chico. ¿Le habrá gustado? Estamos seguros que si y es que ambos son unos apasionados de la tinta y comparten, además, un tatuaje que se hicieron antes de la marcha de la hija de Antonio David Flores a Honduras para remarcar su unión.