El 9 de enero la vida de la familia Rivera Montes daba un feliz vuelco al dar la bienvenida a Francisco, el nuevo hijo de Fran Rivera y Lourdes Montes. Una semana después de las emociones vividas y los días de adaptación del bebé a su hogar, todo empieza a volver a la normalidad para ellos.

El exdiestro y feliz papá ha vuelto ya con toda la energía a ocupar su puesto de colaborador en 'Espejo público'. Sin embargo, no ha sido el único que ha empezado a retomar sus rutinas. La diseñadora también ha salido de casa para hacer unos recados rápidos y estar el mínimo de tiempo separada de su retoño.

Artículo relacionado

Aunque su estado emocional se acerca a una nube de felicidad que ha detenido el tiempo a su alrededor, lo cierto (y cruel) en estos momentos en que solo quieren estar junto a su primer hijo varón es que la vida no da tregua y tienen que ponerse en marcha.

Lourdes ha sido sorprendida saliendo de casa para ir a la farmacia, quizás para buscar algún producto para el cuidado del bebé o para otro miembro de la familia. Cabe decir que su aspecto al abandonar el hospital, menos de 48 horas después de dar a luz, era espléndido, a pesar de que, tal como confesó su marido, había sido un parto "muy largo, porque se lo tuvieron que provocar, porque el bebé estaba dado la vuelta y al poco estaba fuera".

Esta vuelta a la normalidad tan inexorable siempre tiene una recompensa maravillosa: reencontrarse con el pequeño Francisco, cuya llegada a llenado de orgullo a sus papás y al resto de la familia.

Lourdes Montes