Cuando el 6 de noviembre de 2003 España entera vio la pedida de mano del por aquel entonces príncipe Felipe con la televisiva Letizia Ortiz, todo cambió para la periodista. El amor hizo que Letizia aparcara para siempre su vocación de comunicar y rastrear historias allá donde la llamada de la actualidad le llamaba, por lo que cada vez que se reencuentra con ex compañeros y compañeras de profesión se le nota como pez en el agua.

Artículo relacionado

Eso mismo es lo que esta mañana ha ocurrido en Zarzuela, donde los reyes han ofrecido una Audiencia en la que estaban invitados varios miembros responsables de los centros y unidades que han obtenido la Acreditación de Centro de Excelencia Severo Ochoa y la Unidad de Excelencia María de Maeztu. Entre los presentes había un buen número de periodistas como su amiga íntima en TVE Sonsoles Ónega, que ejerció de testigo en la boda Real, la periodista de La Sexta Helena Resano o el veterano Andrés Aberasturi.

Sin duda, por la cara de felicidad que Letizia ha tenido toda la mañana, este será un día que no olvidará en mucho tiempo.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado