Apenas un mes después de que naciera su hija Roma, el pasado 2 de octubre, Laura Escanes ha vuelto a mostrar cómo ha quedado su cuerpo tras dar a luz. La ‘influencia’ se está recuperando en tiempo récord, aunque también ha reconocido en numerosas ocasiones que todavía no ha vuelto a su talla original.

Tanto es así, que Laura no ha dudado en reconocer que todavía luce la 40, a pesar de que su talla original era más baja. “De momento he dejado los pantalones talla 36 y 38 en el armario. Hola talla 40, pero oye, me veo estupenda”, ha escrito en una publicación junto a cuatro fotografías suyas en el espejo.

Sus seguidores no han dudado en aplaudir su reflexión, aunque no es la primera que Laura hace al respecto. Pocos días después de que Roma naciera, la mujer de Risto Mejide se sinceró al publicar una fotografía en la que mostraba cómo había quedado su cuerpo tras dar a luz.

“Igual que os enseñé el proceso de mi embarazo y mi barriga, os dejo aquí una foto del posparto. (Echo un poco de menos a mi barriguita)”, escribió junto a otra fotografía en la que mostraba su cuerpo. Además, durante este tiempo ha compartido cómo ya se había vuelto a poner su anillo de casada después de que sus manos dejaran de estar hinchadas.

Artículo relacionado

Laura también ha enseñado cuál es su mayor aliado estos días. En concreto, la ‘influencer’ tiene un uniforme que no se quita desde que dio a luz: unos pantalones elásticos que no le molestan. Eso sí, de los 16 kilos que había ganado durante el embarazo… ¡Ya ha perdido 12! Y eso que como todavía está en la cuarentena, no ha empezado a hacer ejercicio. Sin duda, tal y como reconoce ella misma, está espectacular.