Lara Álvarez vive cada 'Supervivientes' como un auténtico regalo pero la edición del 2019 ha sido especial para ella. La más exitosa de la historia del reality y la que más emociones ha despertado en la presentadora, muchos sentimientos que florecieron cuando le tocó cerrar, como cada año, la palapa para despedirse de Honduras.

Artículo relacionado

Pero, ¿por qué lloro tan amargamente la presentadora? Mientras hacía la ceremonia del cierre de palapa en directo, Lara apenas podía hablar y se mostró muy emocionada. Se derrumbó y esto llamó mucho la atención a sus seguidores que desde el pasado jueves no han parado de preguntarle por el tema. Finalmente, ha querido responder a través de un directo de Instagram.

"Ha sido una edición dura, muy dura. No ha habido suerte con el clima y muchas veces el equipo tuvo que quedarse en el Cayo. Al final todo salía adelante, pero una se desmoraliza. Estar lejos de casa, horas de cansancio por el trabajo...", ha contado Lara.

La presentadora ha revelado que, tras tantas semanas duras, tocó despedirse y claro no estaba sola: "La gente no entiende por qué me emocioné, pero es que estaba todo el equipo por detrás haciendo gestos y llorando. Es un sentimiento tan fuerte y tan de familia...".

Lara Álvarez ha confesado que esta edición de 'Supervivientes' ha sido "especial" y que ha conllevado en ella "un cambio de actitud". "Hoy he cerrado la maleta y la sensación es agridulce, porque nos vamos con pena pero con una felicidad enorme de haber disfrutado de esta oportunidad. Me he movido mucho con la gente y he disfrutado mucho", ha compartido.