Nicolás era un bebé muy deseado. Lo han dicho sus padres, Anne Igartiburu y Pablo Heras Casado, y quienes los conocen saben que así es. El pequeño ha completado una familia que ya empezó a formar la presentadora con sus otras hijas, a quienes adoptó antes de ser pareja del director de orquesta.

Artículo relacionado

Pero lo mismo que Nicolás fue deseado, también está siendo protegido. Los progenitores no comparten fotos en redes y tratan de que la privacidad del niño sea lo que premie. Por eso, ha sorprendido que Pablo se haya animado a colgar en Instagram la que es, de manera oficial, la primera foto de Anne con su bebé. En la instantánea, realizada a contraluz, por lo que la imagen del niño queda difusa y en penumbra, protegiéndolo, la madre levanta en brazos al pequeño. Se encuentran en el campo, mientras atardece. Es curioso que aunque haya luz, la sonrisa de la madre se aprecia sin problema. Y si nos ponemos románticos del todo, hasta diríamos que su mirada alumbra la escena. Pero tampoco queremos ser tachados de cursis… o, bueno, ¡sí! Porque de vez en cuando y ante estampas como estas uno tiene que dejar aflorar a su Pequeño Pony interior. Y la postal se merece esta 'noñada' y cien mil más, porque, realmente, se trata de un momento mágico y precioso.

Un momento tan raro y único que nos alegramos que la pareja haya se animara a compartir, aunque después, parece que arrepentidos por la exposición han borrado la imagen…

En las redes de ambos, en estos momentos, el único rastro de Nicolás es su manita y sus pies. Mostrando estas partes del cuerpo del niño el matrimonio anunció su feliz nacimiento, y lo dichosos que se sentían al tener al bebé con ellos.