Después de haber mostrado complicidad con Sandra Pica y justo antes de su noche de pasión, Tom se ha enfrentado a las imágenes de Melyssa en la hoguera de ‘La isla de las tentaciones’. El concursante ha podido ver lo que ha hecho su novia en la villa en la que convive con los tentadores, y tras la emisión de las imágenes ha mostrado una actitud de lo más contradictoria. En los vídeos que Sandra Barneda le ha mostrado, Tom ha podido ver cómo Melyssa ha pedido a los chicos que no se acerquen a ella y cómo lo está pasando fatal por el comportamiento de su novio con las tentadoras. Así que por un instante el concursante se ha mostrado un tanto arrepentido.

Artículo relacionado

“Quizá he ido muy rápido con Sandra”, ha comentado dejando ver que no se ha sentido nada bien al ver que la actitud de Melyssa es muy diferente a la de él. Pero este arrepentimiento le ha durado poco. A los pocos segundos Tom ha cambiado su discurso y ha reconocido que “quiero muchísimo a Melyssa, pero con Sandra me siento bien, soy yo. No puedo querer a dos personas a la vez”. Y por si esto no fuera suficiente, ha llegado a reconocer que tiene miedo de la forma de ser de su todavía pareja.

Tom Brusse hoguera

“Me duele mucho pero en las imágenes que Melyssa ha visto, no había nada todavía con Sandra y eso es un problema porque no confía en mí. Si vino hasta la villa y no había nada… Pues ahora… Cuando vea las imágenes con Sandra no quiero imaginar, tengo miedo”, ha dicho sin poder imaginar cómo reaccionará su novia cuando vea que entre Sandra y él ha habido mucha pasión. Además Tom ha afirmado que “no tenía en mente hacer nada con nadie, pero después de lo que pasó cuando vino a verme me he dado cuenta de que no quiero una vida así. El problema es el futuro”. Para terminar, Tom ha reconocido que para sentirse un poco mejor “hubiera preferido que Melyssa se acercara algún chico para poner la balanza igual”.