La historia entre Lola y Simone todavía no ha terminado.Hace unos días la novia de Diego le dejó claro a su tentador que no quería saber nada de él. Lola se dio cuenta de lo que quería era recuperar a su novio y para eso tenía que alejarse de su pretendiente. Por eso decidió ser sincera con él y explicarle lo que sentía. Pero después de la conversación en la que optó por poner punto y final a esta aventura que ella no se esperaba vivir en ‘La isla de las tentaciones’, la historia ha continuado y lo ha hecho de una forma muy pero que muy tensa.

Artículo relacionado

Lola ha decidido no tener más citas con Simone, algo que a él le sigue desconcertando. El tentador todavía no logra entender que ella ya no quiera saber nada de él después de lo bien que estaban juntos. Por eso ha ido a buscarla para ver si ella le podía explicar algo más. Los dos se han sentado en la playa para mantener una nueva conversación.

Una charla que ha empezado en paz pero que ha terminado con ella montando en cólera y con él más desconcertado de lo que ya estaba. “Ni por h ni por b me puedes entender. Yo lo que menos quiero en el mundo es hacer daño a la gente. Gracias por haber venido aquí porque he aprendido muchas cosas de ti”, ha empezado Lola su discurso en son de paz.

Lola

Lola durante su cita improvisada con Simone.

Telecinco

Pero todo ha cambiado cuando la novia de Diego le ha repetido a Simone que “ha habido un momento en el que he seguido conociéndote, independientemente del tema con Diego, he empezado a ver más defectos que me han molestado, agobiado, presionado. No podía pensar en mí”. De esta forma le ha dejado claro a su conquista que no solo es Diego la razón por la que le ha parado los pies. El agobio que le ha provocado ha sido uno de los motivos de peso. Simone ha comenzado a explicarse y Lola, al ver que no le dejaba hablar, le ha gritado “¡Simone, escúchame!”.

En lugar de seguir hablando, ella se ha levantado fruto del enfado y se ha marchado de esta cita improvisada que han tenido para intentar aclarar las cosas. “Empiezas a hacer tu monólogo y no puedo expresarme. Pues cojo y me largo”, han sido las palabras con las que Lola, entre gritos, ha terminado su encuentro con Simone, que se ha quedado sorprendidísimo con su reacción.