Tal día como hoy pero de hace cinco años, Kiko Rivera e Irene Rosales se daban un ‘sí, quiero’ muy esperado por el clan Pantoja. El hijo de la tonadillera se casaba con la persona que se había convertido en el centro de su vida. Lejos quedaban los rumores, las deslealtades y la vida de noche. Kiko e Irene formalizaban su relación y la familia entera se congratulaba de ello. Ahora, cinco años después, otra boda remueve al clan Pantoja pero en una dirección opuesta. Anabel se casaba este fin de semana con Omar Sánchez y lo hacía con la única presencia de su prima Isa. Una familia, dos bodas y múltiples consecuencias.

Artículo relacionado

“Cinco años de casados. Cinco años del día más bonito de mi vida”. Kiko Rivera no ha podido evitar tirar de romanticismo para desearle a su mujer, Irene Rosales, un feliz aniversario. Ha pasado ya un lustro desde que el hijo de Isabel Pantoja y la hoy influencer decidiesen pasar por el alta. “Fue un día maravilloso lleno de cosas bellas, pero lo más bello sin duda fuiste tú”. El DJ, claro, tira de recuerdos en un momento en el que las cosas distan de estar tranquilas.

Dos bodas muy distintas

Imposible no pensar en el enlace de Kiko Rivera e Irene Rosales cuando han pasado escasos días de la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez. Poco ha tenido que ver el ‘sí, quiero’ de una con el del otro. Y eso que la familia, en esencia, es la misma. Anabel se ha casado, sí, pero lo ha hecho con los suyos más distanciados que nunca y con el único apoyo in situ de su prima Isa. Y con el evidente malestar de Kiko Rivera en el aire.

Kiko Rivera

Kiko Rivera recuerda su boda con Irene Rosales en su quinto aniversario

Instagram @riverakiko

Le espera una postboda complicada a Anabel. Ya no solo por las relaciones en el seno de su familia -a la espera está de un nuevo encuentro de su primo Kiko y su tía Isabel en Cantora-, sino también a nivel profesional. La colaboradora de ‘Sálvame’ deberá regresar antes o después a su silla en plató para enfrentarse a todas las opiniones acerca de su boda y del comportamiento que ha tenido el clan Pantoja. Un trago al que, lógicamente, Anabel debe tener pocas ganas de enfrentarse.

El papel de Irene Rosales

Irene Rosales se ha convertido en una pieza fundamental en la familia Pantoja. La mujer de Kiko Rivera se encuentra, claro, al lado de su marido, pero tiende puentes hacia todos los lados. La propia Anabel aseguraba que mantiene una relación estupenda con ella y que le supo muy mal que no estuviese en la boda pero entendía sus motivos. No sería de extrañar que volviese a ser Irene la que mediase entre los bandos familiares para lograr que todo volviese a ser como antes. Pese a lo complejo de la situación.

También Isa Pantoja se encuentra muy próxima tanto a su hermano como a su prima y a su madre. La hija de Isabel Pantoja expresaba que el encuentro en Cantora había sido muy emocionante porque parecía que no había pasado el tiempo. ¿Se cumplirán sus deseos y el entuerto en Cantora irá desvaneciéndose poco a poco? ¿O la traición que ha hecho Anabel a Kiko Rivera es demasiado fuerte como para olvidarla en tan poco tiempo?