A juzgar por los últimos acontecimientos, madre e hijo están más lejos que nunca. Kiko Rivera estallaba públicamente contra Isabel Pantoja a través de las redes sociales mostrando su fuerte decepción al no haber recibido ese beso que la tonadillera le había prometido durante su dura intervención en 'Sábado Deluxe': "Tres días y aún sigo esperando que vengas a darme un beso", escribía con evidente dolor.

Artículo relacionado

Después, era la tonadillera quien a través de una llamada telefónica en 'El Programa de AR' se apresuraba a desmentir a su hijo y le recriminaba no haber solucionado los problemas en la intimidad de la familia: "Hablo con él todos los días y le llamé al día siguiente. Que nadie dude que yo amo a mis hijos". Entonces...¿qué ha pasado entre ellos?¿en qué punto está su relación?

Lo que es una realidad es que, por el momento, Isabel Pantoja no se ha trasladado hasta Sevilla para ver a su hijo y consciente de ello, ha sido de nuevo el Dj quien ha dado por zanjada la polémica dejando muy claro con quien puede contar y con quien no. En la mañana de este miércoles, Kiko hacía pública una reflexión en la que manifestaba sus planes más inmediatos y un claro objetivo: volver a ser feliz.

"Voy a centrarme en mi música, en mi cuerpo, en mi mujer y mis hijas, en sonreír... En resumidas cuentas voy a centrarme en ser feliz. Ahora no tengo fuerzas para rendirme", un texto con el que parece que se ha dado por vencido y ha roto definitivamente con su madre, quien según él, no ha estado a su lado cuando más lo necesitaba. Una vez más, el mensaje va acompañado de una fotografía en la que el Dj posa cabizbajo, prueba del momento delicado a nivel anímico que está atravesando.

Kiko Rivera
Instagram @kikorivera

Desconocemos como se habrá tomado Isabel Pantoja este nuevo 'recado' pero lo que es evidente es que no hay comunicación entre ellos.