"Soy cocainómano desde los 15 años", admitía Kiko Matamoros sin titubear en su última entrevista en 'Sábado Deluxe'. En medio de un polígrafo donde estaba dispuesto a desvelar las mentiras de Makoke, el colaborador hacía pública su revelación más íntima. "La cocaína no ha condicionado mi vida, pero sí mis relaciones. Soy cocainómano para toda la vida", explicaba con suma naturalidad.

Kiko Matamoros ha hecho un repaso a cómo ha sido su relación con las drogas. Aunque se inició en este infierno con apenas 15 años, cuando contrajo matrimonio con Marian Flores bajó mucho su consumo: "Ella no consumía, entonces ella estaba en una dimensión y yo en otra", admitía.

Artículo relacionado

Muy diferente fue durante las dos décadas que vivió al lado de Makoke, y es que hizo del consumo "algo habitual". Pero ha sido ahora, gracias a Marta López Álamo cuando más lejos se ha visto del mundo de las drogas: "Ella es anti todo esto, y como no es compartido me he visto en una situación ridícula a su lado", manifestaba con enorme orgullo de la mujer que está a su lado.

Kiko Matamoros y Marta López Álamo
Instagram @martalopezalamo

Artículo relacionado

Ahondando más en el tema, Kiko no dudaba en especificar que "si quieres estar bien o estáis los dos en la misma onda o es absurdo", aunque reconoce que en ocasiones esporádicas ha vuelto a consumir: "Ella se cabrea y me da la brasa", bromeaba.

Ante semejante confidencia, Marta, que estaba siguiendo el programa desde casa, no dudó en reaccionar a través de Instagram a las declaraciones con enorme orgullo: "Auténtico, único, valiente. Te quiero".

Kiko nunca lo ha escondido, Marta le ha cambiado la vida, y tras esta revelación ha hecho más partícipe al público de la situación en la que se encontraba: "Mis hijos se han tranquilizado desde que estoy con Marta, ahora están encantados. Tienen una relación estupenda", contaba y es que la modelo muchas veces es la organizadora de estas reuniones familiares que ya se han convertido en algo habitual en el clan Matamoros.