En 2016, cuando Ezequiel Garay fue fichado por el Valencia F.C, su mujer, Tamara Gorro, se convertía en el objetivo de las críticas más machistas e injustas. Uno de los que más duros fueron con la colaboradora fue su ex compañero de programa, Pipi Estrada. Ella no entró al trapo y solo le contestó con un rotundo, “nos vemos en los juzgados”. Ahora, tres años más tarde, la Justicia le ha dado la razón.

Artículo relacionado

Tamara y sus abogados demandaron por injurias al que antaño fue asesor del amor en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, el programa que dio la fama a Gorro. En 2018 ganó en primera instancia, aunque la expareja de Miriam Sánchez escogió recurrir la sentencia. Ahora, con todas las vías agotadas, no le queda otra que abonar los 6.000 euros que los abogados pidieron para la demandante.

Artículo relacionado

“Hoy, 13 de mayo os hago saber que José Manuel Estrada (Pipi) es condenado por el Juzgado de Pozuelo a pagarme una indemnización de 6.000 euros más costas y a hacer pública la sentencia en Twitter por vulnerar mi honor. La sección 13 de la Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia”, ha escrito en sus stories la colaboradora, donde también ha especificado qué hará con esta suma de dinero que le ha ganado a Pipi: donarla a la investigación del cáncer infantil.

Hasta el momento, el comentarista deportivo no ha publicado nada de referente a la sentencia en sus redes sociales.