Lunes por la tarde, ‘Sálvame’. En un momento del programa, cuando no parece venir a cuento, Kiko Hernández dedica una sonora pedorreta. ¿A quién? Él lo aclara en un momento: “Ha salido en todas partes que María José Campanario me ha ganado un juicio”. Ahora todo encajaba.

Artículo relacionado

El colaborador, aprovechando el enorme altavoz que supone su programa, aprovechaba para dar su versión sobre lo publicado la semana pasada cuando se dijo que el juez había dado la razón a la odontóloga. Según Hernández, esto no es cierto.

“Les cuento lo que me ha ganado. Vamos a juicio, primera instancia. Allí, en el juzgado de Jerez, todo el mundo conocía a Campanario y a su marido el torero, que si una barbacoa… yo flipando. El juez dijo que esta señora había vendido su enfermedad y que nosotros no habíamos hecho nada malo. Me pedía 50.000€. María José recurrió y la justicia, los mismos que iban a la barbacoa, dicen que ahora sí que tiene razón, pero que en vez de pagarle 50.000€ le tengo que pagar 2.000. Además la justicia la condena a pagar la costas. Por lo tanto, María José, me debes todavía 3.000€ así que vete pagando”. Las cartas sobre la mesa.