El tema más comentado de los últimos días es el de la ruptura de Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Tan solo unas horas después de anunciar su compromiso, todo saltó por los aires y desembocó en una ruptura provocada por una infidelidad del empresario. Desde entonces son muchos los que han hablado al respecto, los que se han posicionado de un lado u otro, y los que ha reconocido sentirse identificados con una de las dos partes dependiendo de la propia experiencia. Entre quienes han hecho esto último se encuentra Joaquín Prat. El presentador, tanto en ‘El programa de Ana Rosa’ como en ‘Ya es mediodía’ habla de este tema, y ha sido este martes y en uno de sus programas donde ha reconocido que hay algo en lo que él se identifica con Íñigo Onieva.

Artículo recomendado

Carolina Molas, exsuegra de Tamara Falcó, reacciona a la tensa llamada de Isabel Preysler e Íñigo Onieva

Carolina Molas, madre de Íñigo Onieva

Una de las imágenes del día es la de la madre de Íñigo Onieva intentando capear el temporal que ha provocado la infidelidad de su hijo a Tamara Falcó. Carolina Molas ha reaparecido un par de veces en estos días y ha atenido a la prensa, asegurando que en su casa están tristes. Pero lo que está claro es que para ella no es plato de buen gusto todo lo que está pasando. Y es aquí donde Joaquín Prat ha hecho su propia comparación con el ya exnovio de la hija de Isabel Preysler. “Yo he pasado por ahí y a mi madre tampoco le hizo mucha gracia”, ha reconocido. El presentador no ha profundizado sobre el hecho concreto al que ha hecho referencia. Pero lo que está claro es que ha recordado alguna situación en la que él tuvo el papel que ahora tiene el empresario y en la que su madre no lo pasó nada bien.

Joaquín Prat

Joaquín Prat, impaciente por la vuelta de Ana Rosa Quintana, le manda un mensaje

Telecinco

Y no ha sido la única reflexión que ha hecho. Joaquín Prat, tras ver las imágenes de la madre de Íñigo Onieva haciendo frente a la situación, ha dicho que “qué educada la madre de Íñigo Onieva, qué gusto y da en el clavo. Aquí sufrimos todos, cada uno de diferente manera. No es lo mismo poner los cuernos, que te los pongan”. Una reflexión más sobre una situación que él mismo habría gestionado del mismo lado que el de Íñigo en algún momento de su vida.