Misterio resuelto. Por fin hemos conocido el motivo de la ausencia de Joaquín Prat (47 años) de los platós esta última semana, una situación que en los últimos tiempos se producía con una cierta frecuencia. Afortunadamente, no se trata de nada grave, todo lo contrario. Según ha desvelado Diez Minutos, Joaquín Prat y su novia Alexia Pla (35 años) se encuentran disfrutando de unas idílicas vacaciones de invierno en Punta Cana, República Dominicana. Y para corroborarlo, el propio Joaquín ha compartido en sus redes una imagen muy veraniega en la que mira embelesado a su chica. Desde luego, Joaquín hace bueno el dicho de que ni el amor ni el dinero se pueden ocultar.

Artículo recomendado

Joaquín Prat presume de impresionante y desconocida faceta ante su novia Alexia Pla

Collage Joaquín Prat
Joaquín Prat y Alexia Pla

Joaquín Prat y Alexia Pla se relajan en Punta Cana.

Instagram @joaquinprat

Joaquín bebe los vientos por su novia Alexia

Relajados y felices, Joaquín y Alexia aparecen tumbados en la piscina del hotel en el que se alojan. Podríamos decir que están tomando el sol, pero por lo que vemos en la imagen el día les amaneció bastante nublado. No importa, los rayos solares también actúan en los días así, por lo que hay que protegerse igualmente aunque el sol no brille con toda su intensidad. Sin duda, lo que más llama la atención es la carita de Joaquín, que permanece extasiado mientras mira a su novia. ¿Tendremos boda pronto?

A Joaquín le entusiasma el mar y, como ha publicado en exclusiva la revista Lecturas, acaba de adquirir un fabuloso chalet adosado en la zona de San Agustín, un barrio de Palma de Mallorca muy próximo a Marivent. La vivienda está distribuida en dos pisos más sótano y el metro cuadrado podría superar los 4.800 euros. En ella podrá disfrutar de sus dos amplias terrazas y de un coqueto jardín de 70 metros cuadrados. Joaquín siempre ha estado muy vinculado a la isla, no en vano pasó aquí todos sus veranos de niño y adolescente, cuando sus padres alquilaban una casa en el Port d'Andratx, donde tenían amarrado su yate. Además, Joaquín ha declarado en alguna ocasión que cuando se retire le gustaría establecerse en la isla.