Es un día muy especial para Isabel Pantoja. La tonadillera celebra este día 2 de agosto su cumpleaños y lo hace rodeada de todos los suyos. Una preciosa estampa familiar que la propia Isabel nunca hubiese podido imaginar hace unos meses. Sus hijos Kiko e Isa, sus respectivas parejas, Irene y Asraf, y su sobrina Anabel con su futuro marido, todos han corrido hasta Cantora para estar junto a la cantante en su gran día. Sin duda, la mejor forma de llegar a los 64 aunque el futuro profesional que le espera no parece ser tan halagüeño como su aparente paz familiar...

Artículo relacionado

Ha sido un año complicado para Isabel Pantoja. La tonadillera, desde su querida Cantora, donde permanece encerrada junto a su madre, Doña Ana, y su hermano Agustín, se dispone hoy a celebrar su cumpleaños por todo lo alto. Una fecha en la que la cantante solía reunir a amigos, familiares y fans pero que en esta ocasión, por las evidentes circunstancias, tendrá que conformarse con una reunión mucho más modesta. Eso sí, pocas veces se habría atrevido a soñar con un reencuentro con sus hijos tan feliz.

Tras muchos desencuentros, Kiko Rivera e Isa Pantoja se encuentran al lado de su madre. También sus parejas, Irene Rosales y Asraf, en otro momento tan criticado por los Pantoja. También su inseparable Anabel ha viajado desde Canarias para estar con ella y se ha llevado a su novio, Omar, de regalo. Una armonía en el hogar que seguro que supondrá el mejor plan para la cantante ahora que su futuro profesional se tambalea.

Isabel Pantoja

Un futuro complicado por delante

No parece que Pantoja tenga fácil reflotar en esta ocasión. La tonadillera, que ya fue capaz de dar el salto en 'Supervivientes' para redirigir su carrera, vuelve a encontrarse estancada. La situación que atravesamos ha hecho que la cantante haya tenido que cancelar su plan de conciertos. Su último single, además, no ha logrado la repercusión de sus míticos trabajos, y su trabajo en televisión sigue en stand by hasta el estreno de 'Idol kids'. El que parecía que iba ser su año se ha quedado en nada.

La salud de su madre, muy delicada desde hace tiempo, ha supuesto también un revés del que Pantoja no ha logrado reponerse. La tonadillera cerraba su casa a cal y canto para proteger a Dona Ana y evitaba todo tipo de exposición al exterior. De hecho, hasta la salida de su videoclip prácticamente no habíamos podido ver a Pantoja en carne y hueso. La cantante se ha puesto a dieta, ha remodelado su figura y, por lo que contaba su hija Isa para 'Lecturas', está casi irreconocible. Una preparación, tal vez, para una gira que de momento va a tener que estar parada.

¿Qué habrá planeado para su cumpleaños? Cantora se prepara para su día grande y la afición de Kiko, Isa y Anabel por las redes sociales harán el resto.