"Tú no necesitas ser aceptado por otrxs, tú solo necesitas aceptarte a ti mismo". Con estas palabras Irene Rosales ha querido dibujar una línea en su vida tras muchas semanas de malestar y polémicas. Desde que empezara el año su matrimonio se ha vuelto a poner en entredicho y, además, su familia no está atravesando su mejor momento. Todo ello junto a toda la carga que supone pertenecer al clan Pantoja siempre teñido de polémica.

Artículo relacionado

Pero a pesar de todo ello, Irene Rosales está remontando. Más allá de sus palabras y su foto, muy significativa, en ropa interior y desligada de toda atadura, la nuera de Isabel Pantoja está haciendo su camino, abriéndose paso y disfrutando de todas las oportunidades que le dan. Si bien en televisión su nombre es protagonista por su vínculo por una familia tan mediática como la de Kiko Rivera la andaluza se está abriendo un hueco lejos de todo esto, incluso en trabajos relacionados con la moda.

Una estrella en Sevilla

Así, Irene Rosales ha sabido desligarse de toda polémica para convertirse en la gran estrella del primer número dedicado al flamenco de la revista gratuita 'Sevilla Magazine'. La mujer de Kiko Rivera ha posado como una auténtica profesional vestida con diseños de algunos de los creadores de moda flamenca más reconocidos. Un trabajo en el que es protagonista y que se ha ganado ella solita. Orgullosa ha compartido lo que significa para ella el haberse convertido en portada y de una forma tan espectacular.

A Irene le gusta la moda y este tipo de trabajos son para ella un bálsamo entre tanta controversia, aunque también se siente cómoda con su trabajo de colaboradora en diferentes programas de televisión. Tal como venimos contando en Lecturas, la joven no ha pasado unas buenas Navidades. De hecho, a Emma García le llegó a confesar entre lágrimas que no estaba "bien". "Llevo unos meses pasando una mala racha", dijo entonces la cuñada de Isa Pantoja.