Cayetana Guillén-Cuervo ha visitado 'El Hormiguero' para presentar su nueva obra de teatro 'Puertas Abiertas' y se ha sincerado como pocas veces con Pablo Motos. La actriz, muy feliz y emocionada de estar en el programa de Antena 3, ha acabado haciendo una íntima confesión que ha dejado al presentador bastante tocado.

Artículo relacionado

Cayetana Guillén-Cuervo es una mujer fuerte y muy vitalista pero le ha reconocido a Pablo Motos que su punto débil es, sin duda, su inseguridad. "Soy insegura y vulnerable", ha contado la intérprete, que ha explicado: "estamos llenos de prejuicios".

Pablo Motos había oído hablar de lo mal que su invitada encaja las críticas pero no imaginaba que este tema cala tan hondo en Cayetana Guillén-Cuervo, que muy tranquila y sincera ha confesado: "Lo de las críticas me afecta un montón... No quiero que me las digan ni las buenas ni las malas, puedo tener cien buenas que una mala me lo fastidia todo".

Pablo Motos, que ha reconocido alguna vez llevar ya bastante bien el tema de la exposición, le ha aconsejado que lo mejor es no leerlas. "Todos somos blanditos por dentro", le ha dicho el de Requena. Y la actriz ha sido bastante contundente: "Es imposible que no te afecten sobre todo cuando lo que ofreces eres tú. Es mi piel, mi voz, mi pelo... Es lo que yo aporto a los personajes, si se están metiendo con eso lo hacen directamente conmigo. Es muy difícil gestionarlo".

Pablo Motos ha entendido perfectamente a la actriz y ha empatizado con ella, pero sobre todo se ha mostrado muy agradecido por su generosidad a la hora de abrir su corazón y mostrar su mayor debilidad de una forma tan sincera delante de las cámaras de televisión.