Iker Casillas no ha querido dejar pasar más tiempo sin aclarar las últimas informaciones sobre su vida. El exportero ha preferido zanjar todo lo relacionado con su estado de salud y con la noticia que saltó hace unos días de que jugando al pádel, sufrió un fuerte dolor en el pecho que le llevó al Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid, situado en Pozuelo de Alarcón. El exmarido de Sara Carbonero ha emitido un comunicado con el que ha desmentido esto y a través del que ha aclarado que lo que le sucedió fue un ataque de alergia. "Se trató de un simple ataque de alergia", ha comentado el deportista quitando gravedad al asunto.

Artículo relacionado

Hace solo unos días, Iker Casillas rememoraba con una enorme sonrisa el día en que le cambió la vida para siempre. "Vive hoy, mañana ya veremos", es el lema del exfutbolista desde aquel fatídico día que sufrió un infarto de miocardio mientras entrenaba con el Oporto CF. Una dolencia que terminó apartándole por completo de los terrenos de juego. Desde entonces, el madrileño sigue a rajatabla las recomendaciones médicas. Desde que sufriera un infarto el 1 de mayo de 2019, Iker Casillas define esta nueva etapa como "tiempo extra", periodo en el que sus dos hijos, así como su familia y su círculo de amigos más íntimos, se han convertido en su prioridad.

Iker Casillas

Iker Casillas sufre un nuevo susto de salud

Instagram @ikercasillas
ha reiterado que su separación de Sara Carbonero fue totalmente amistosa y que se siguen llevando a las mil maravillas,

En el comunicado, además de hacer referencia a este tema, Iker Casillas ha aprovechado para pedir respeto tanto para él como para su familia. Además,

en especial por el bien de sus hijos. En numerosas ocasiones han intercambiado gestos de cariño a través de sus redes sociales, algo que seguro que siguen haciendo teniendo en cuenta el cariño que se guardan.