Identificamos a la mano derecha de Silvia Bronchalo, madre de Daniel Sancho en Koh Samui

Después de muchos rumores, por fin se ha sabido quién es uno de los dos acompañantes con los que la madre de Daniel Sancho ha sido vista en Tailandia

JC
José Confuso

Director digital de Lecturas

Silvia Bronchalo
Gtres

Mucho se ha especulado acerca de los dos acompañantes que han sido vistos junto a Silvia Bronchalo. La madre de Daniel Sancho aprovechaba el fin de semana, cuando no hay vistas a la cárcel, para salir un poco de su dura rutina y trasladarse hasta una de las zonas más turísticas de la isla. Allí se encontraba con dos hombres con los que charlaba de forma animada. ¿Quiénes son estos misteriosos acompañantes? Aunque en un principio se llegó a rumorear -ya que nunca estuvo confirmado- que podrían ser amigos de Daniel Sancho, finalmente, se sabe que no es así. Por el momento, la única persona con contacto con el hijo de Rodolfo Sancho que ha viajado hasta Tailandia ha sido su madre.

Una de las dos personas que se encuentran en Koh Samui junto a Silvia Bronchalo es un empresario de origen asturiano. Afincado en la isla donde tiene un negocio, forma parte de la pequeña comunidad española en Koh Samui. Ellos son los que están ahora ayudando a la madre de Daniel Sancho con sus gestiones y su día a día. Así lo confirmaba la periodista Esther Yañez en el programa ‘Código 10’. “Este empresario, en teoría, no conocía antes a Silvia Bronchalo”, apuntaba la periodista.

Las casualidades de la vida hacen que este nuevo acompañante de la madre de Daniel Sancho también haya residido en Fuerteventura, lugar donde habita Rodolfo Sancho desde hace unos años. No obstante, no hay constancia de que el actor y el empresario mantengan ninguna relación.

Primeras imágenes de Silvia Bronchalo lejos de la prisión

Desde que Silvia Bronchalo llegó a la isla deKoh Samui, tan solo habíamos podido verla saliendo y entrando de la prisión. La madre de Daniel Sancho se centraba en el caso de su hijo y residía en un hotel que tan solo abandonaba para trasladarse hasta el centro penitenciario. Pero, ¿tenía algún otro plan? Una vez pasados unos días y después de haber podido reunirse con su hijo en varias ocasiones, Bronchalo se acercaba hasta una de las zonas más turísticas de la isla y no lo hacía sola. 

En las primeras imágenes de la exactriz lejos de la prisión, podemos verla en un ambiente más distendido. Es la primera ocasión también que aparece sin gafas de sol, las cuales le ocultaban su expresión. Un reportaje emitido por 'Y ahora Sonsoles' donde la madre de Daniel Sancho conversaba por teléfono durante unos minutos y mantenía una charla con dos personas de las que, en ese momento, no se conocía identidad alguna. Ahora sabemos, al menos de una de ellas, que se trata de un español residente en la isla.

Silvia Bronchalo
Atresmedia

De esta manera, se puede ver a Silvia en una situación totalmente diferente a la que estamos acostumbrados a ver cuando acude de visita a la prisión de Koh Samui. Para esta ocasión se le puede ver la cara al completo, con unas gafas de vista que dejan verle una expresión mucho más relajada, dadas las circunstancias en las que se producen las imágenes en cuestión. Por otro lado, desde el programa de Antena 3 también han confirmado que se habría mudado a un bungalow mucho más cercano a la prisión donde está su hijo, pudiendo ir incluso caminando a las visitas y habiendo dejado ya el hotel donde se hospedaba.

Silvia Bronchalo
Atresmedia

Silvia Bronchalo visita a su hijo Daniel Sancho

Ya son varios los días que han podido reunirse madre e hijo, ya que la prisión no permite las visitas el fin de semana. Siempre hemos podido ver a Bronchalo caminar de manera rápida hacia el interior del centro penitenciario, haciendo pocas declaraciones en sus llegadas y salidas. En la mañana de este lunes precisamente ha acudido con una mochila en la que le habría llevado a su hijo un libro y algunos objetos de higiene, algo que le habría pedido su hijo y que no dispondría en la cárcel.

Por otro lado, pudimos conocer que el primer encuentro entre ambos no acabó del todo bien. Fue Big Joke, el número dos de la policía tailandesa, el que indicó que de hecho ese reencuentro “acabó muy mal”. Además, afirmó que los dos terminaron llorando. “Miembros de la cárcel lo observan todo y lo que me cuentan fuentes de la prisión es que le pregunta qué ha pasado, qué ha hecho, él se justifica, lloran... Es incapaz de articular palabra y Silvia Bronchalo entra en llanto también”, expresaba Nacho Abad tras una conversación mantenida con los directivos de la prisión, en la que le aseguran que tuvieron que intervenir para zanjar el encuentro y darlo por terminado.

Loading...