Anna Ferrer, la hija de Paz Padilla, lo da todo por sus seguidores y por las marcas con las que trabaja como ‘influencer’. Lo ha demostrado con una de sus últimas publicaciones en Instagram, donde ha hecho subir la temperatura de la red social varios grados con su sugerente foto.

Artículo relacionado

Pintándose los labios frente al espejo y luciendo un coqueto bañador tipo tanga, Anna no muestra pero sí insinúa. La estudiante de Economía nos deja adivinar parte de su trasero, pero solo parte, por lo que permite que la imaginación de cada cual vuele libremente. La joven está de sorteo con una firma de trajes de baño y con esta sensual foto invita a que sus seguidores conozcan la firma y, de paso, también algunas ‘colegas’ de profesión, que también participan en esta promoción.

En menos de 24 horas ha conseguido 4.708 ‘Me gusta’, por lo que está siendo todo un éxito. Mostrar piel en redes es una técnica infalible, como bien saben los instagramers, que, de vez en cuando, deleitan a sus seguidores con posados de lo más ‘hot’. En el caso de Anna es una rareza, aunque no teme mostrar su cuerpo cuando está de vacaiones, ese que ahora está cuidando especialmente con la ‘operación biquini’ a la que está sometiéndose al lado de la entrenadora personal de su madre. Ferrer no pasa de los posados en bañador junto a la playa o a la piscina, quizás por eso esta foto ha levantado tanta expectación.