Noemí Salazar ha sido una de las revelaciones de 'GH VIP 7'. A pesar de ser nombrada mueble de la edición, la evolución de la reina del brilli brilli ha sido asombrosa conquistando el corazón de todos sus compañeros y de la audiencia que la han llevado hasta la, nada despreciable, cuarta posición del exitoso reality.

Artículo relacionado

La joven está aún reubicándose en su vida normal tras una de las experiencias más intensas de su vida, y así se lo ha contado a Lecturas. Para nuestras páginas, la gran hermana ha abierto las puertas de su casa y nos ha presentado a su familia. "Estoy feliz con mi familia, aunque la vuelta ha sido un caos: me siento perdida, llevo dos días sin dormir", nos explica. Aunque el efecto que más la ha impresionado es que, dentro de la casa, llegó a "olvidar las caras de mi marido y de mi hija", ha contado a Lecturas, en exclusiva.

Noemí ha conseguido sorprendernos a pesar de ser un rostro bien conocido por todos gracias a su carrera televisiva que comenzó en el año 2013. Fue en el programa 'Palabra de Gitano' donde hizo su primera aparición televisiva. Entonces Noemí era "una moza" que enseñaba a la audiencia lo que es el "roneo" gitano. Eso sí, ya se mostraba igual de coqueta y su pasión por los brillos y la decoración fastuosa ya estaba bien presente en su vida. "Me encanta el brilli-brilli, pero con elegancia", ha contado Noemí en las páginas de Lecturas esta semana, en un bonito posado junto a su hija, fruto de su unión con Antón Suárez, acaba de cumplir cinco años.

Noemí Salazar Palabra de Gitano

Una jovencísima Noemí, con 20 años, que ya nos mostró su cara más espontánea y el arraigo que siente por sus raíces y su cultura. Se presentaba como diseñadora de joyas y una adicta al maquillaje. "Venga chicas, tenemos que cuidar nuestra fama para ser buenas mozas", contaba en su primera vez ante la audiencia.

Noemí Salazar Palabra de Gitano