“A que va a venir el repescado”, dijo Mila Ximénez cuando, en la sala de expulsiones de 'GH VIP 7', esperaba la visita de alguien. Y sí, sus sospechas se hicieron realidad. La organización del programa le había preparado un encuentro con Hugo Castejón para que limaran asperezas y no hizo falta ni que Carlos Sobera se lo comunicara para que se enzarzaron en una tensísima discusión que acabó con un “hasta luego, Maricarmen” por parte de Mila al ex de Miriam Saavedra.

Artículo relacionado

“Tiene remordimientos de conciencia por todo el mal que ha hecho en la casa”, le reprochó Hugo antes de ver los vídeos de las discusiones que ambos han tenido dentro de la casa. Después, Mila fue la primera en reaccionar. ¿Podrán tener una relación civilizada? La bloguera de 'Lecturas' se ha mostrado completamente tajante. “Jamás le voy a hacer ninguna oportunidad”." Para mí, el día más feliz de mi vida fue el día que salió de esta casa" , le dijo Mila

Mientras, Hugo escuchaba perplejo y se quejaba del comportamiento de su compañera en le concurso. “He tenido una situación de exclusión por parte de Mila. He venido a exponerle los motivos por los que tengo que ajustar cuentas”, dijo. Y la periodista le interrumpió tajante con un “no tengo nada que escuchar”.

Pero el economista no iba a permitir que Mila le dejara sin voz. “Podría haber sido el ejemplo para mucha gente por su edad y su peso mediático, pero no lo ha sido. Ha cruzado todo tipo de líneas rojas que fuera serían intolerables. Se le debería caer la cara de vergüenza por todo lo que ha hecho dentro de la casa”, le espetó.

“He vivido esto desde la repesca. Si yo hubiera hecho lo que él dice, ya estaría expulsada de la casa. Lo único que le pido es que nunca se vuelva a cruzar en mi camino. Me produce rechazo”, se defendió. Y más tarde, volvió a la carga. “A mí de lo único que se me va a caer la cara de vergüenza es por haber compartido espacio contigo”.