Hoy, Ágatha Ruíz de la Prada cumple 58 años y lo cierto es que está en uno de los mejores momentos de su vida. La diseñadora se separó ya hace dos del que fuera su pareja durante más de 25 años, Pedro J. Ramírez, y ahora ve la vida con todos los colores de su habitual paleta: los del arcoíris. Por eso, este cumpleaños está siendo muy especial para ella pero también por la sorprendente felicitación que ha recibido de una de las personas más importantes de su vida: Cosima.

Artículo relacionado

La hija de la diseñadora ha querido dedicarle una felicitación muy especial y lo ha hecho a través de una carta que ha publicado Look. "He de admitir que tengo una suerte enorme teniendo una madre tan maravillosa y color arcoíris como la que tengo. Gracias a ella disfruto de una complicidad con las flores, las estrellas y las nubes que agradezco todo los días. Gracias a ella la vida es un juego y yo la reina de los mares. Conozco a pocas madres tan mágicas como la mía. Es un grandísimo ejemplo como mujer guerrera e indomable soñadora. No la cambiaría por ninguna otra madre (por mucho que haya bromeado sobre el asunto en el pasado). ¡Ella es insuperable entre reinas de corazones!", escribía la joven.

Pero este no es el único motivo que tiene Ágatha para ser tan feliz como lo es ahora. La diseñadora ha encontrado el amor de nuevo y lo ha hecho por casualidad. Ya dijo que buscaba "un novio maravilloso" cuando se sentó en 'Sábado Deluxe' y lo hizo hasta utilizando aplicaciones para ligar. Sin embargo, fue la casualidad la que trajo a Luis Miguel Rodríguez a su vida. Los dos coincidieron en una fiesta organizada por Teresa Bueyes, la abogada de los famosos y desde entonces son inseparables.