La salvación de Miguel Frigenti contra Edmundo Arrocet y la inmunidad de Cristina Porta por parte de la audiencia tiene a la pareja de concursantes en una nube. El colaborador de 'Sálvame' y la periodista deportiva están eufóricos, un sentimiento de felicidad plena que está crispando y mucho a sus compañeros de reality que no pueden comprender como el público premia la, según ellos, mala educación.

Lucía Pariente ha bautizado a Cristina Porta con evidente retintín como "la señora inmune", un apelativo que no ha hecho más que avivar el ego de la periodista deportiva. Para Porta, Lucía está molesta porque es inmune aunque no sabe la razón. La joven está deseando contar a sus compañeros que ha sido por decisión del público aunque el colaborador de 'Sálvame' le paraba los pies a su amiga y le hacía entrever que es mejor que no lo sepan. Una clara estrategia que tiene como objetivo desestabilizar y desquiciar al resto de concursantes que no entienden por qué Cristina es la persona inmune de la semana.

Artículo relacionado

Miguel Frigenti

Miguel Frigenti cada vez más lejos de sus compañeros

Mediaset

La división es clara: Miguel, Cristina y Luca por un lado, y el resto, por otro. Los concursantes no consiguen solucionar sus diferencias y han decidido iniciar un concurso paralelo, tanto que Cristina se ha desentendido de los Gemeliers, cocineros durante la semana, y piensa hacer la comida exclusivamente para ella y sus dos amigos.

Tras llevarse la mayoría de los puntos de sus compañeros, Luca Onestini no dudaba en posicionarse abiertamente al lado de Miguel y Cristina. La joven no tardaba en alabar la actitud del italiano con respecto a sus compañeros y es que aunque ellos son de mecha corta, Luca prefiere pasar de los malos rollos y ponerle una sonrisa a los enfrentamientos. Veremos como continua esta guerra encarnizada del que solo habrá un ganador.