Estalla la polémica en 'Masterchef' por la sospecha de robo a una de sus concursantes

Claudia ha sido la última aspirante en llegar a las cocinas de 'MasterChef' y eso le ha puesto en el punto de mira de sus compañeros

Lorena López
Lorena López

Periodista especializada en corazón y televisión

MasterChefClaudia
TVE

Claudia fue la última en llegar a las cocinas de 'MasterChef'. Si a eso le sumamos que la italiana es honesta (a veces de más), eso ha hecho que algunos de sus compañeros no la reciban con los brazos abiertos. "Claudia ha abierto muchas puertas y eso a todos no les ha hecho gracia. Algunos lo han recibido bien, otros no", ha confesado a las cámaras del concurso culinario Eneko. Este martes el concurso comenzó con lo que podía haber sido el arranque de cualquier thriller. Había sucedido un robo y el jurado quería descubrir quién había sido el autor del mismo

Jordi Cruz (44 años), Samantha Vallejo-Nágera (53 años) y Pepe Rodríguez (55 años) comenzaron el programa de este 16 de mayo enfrentando el machaque que Claudia está sufriendo. "Esto no puede seguir así", ha asegurado la chef.

Artículo recomendado

Fray Marcos, expulsado de 'MasterChef' tras un intento de boicot de Claudia

Fray Marcos

Son muchos los compañeros que han mostrado su apatía a la italiana. En la prueba de eliminación del lunes, Camino aseguró que prefería tener que medirse con Claudia. Otros como Ana han aprovechado la más mínima oportunidad para airear problemas de convivencia. 

'MasterChef' quiso agitar el programa de este martes. Para ello, entregó un delantal negro (sin razón aparente) antes de cualquier cocinado. Los aspirantes tenían que poner rumbo a la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, en Huelva, pero lo hicieron con alguna que otra cara larga. El más votado por sus compañeros se llevaría el delantal negro. Se uniría a Ana en la prueba de eliminación (quien lo consiguió en la expulsión pasada por hablar más de la cuenta). La elegida fue, para sorpresa de nadie, Claudia.

MasterChef
TVE

'MasterChef' busca al responsable

Entre comentarios y reproches, se descubrió la verdadera bomba. Había desaparecido una páginda del diario de Claudia. "Me he encontrado abierta la mochila donde tengo mi diario, donde me desahogo y pongo mis cosas, y me encontré una página rota", ha contado la aspirante ante el jurado de 'MasterChef'. Lo que parecía un rifirrafe entre concursantes que parecían no entenderse en la convivencia, se tornó en un asunto delicado.

"Esto es una cosa seria, ¿quién ha cogido su diario?", ha preguntado, visiblemente preocupada, Samantha. A esta pregunta solo se escucharon un sinfín de "yo no he sido". El culpable no dio un paso al frente. Pepe dejó claro que había líneas que no se podía pasar, y esa era una de ellas. 

Artículo recomendado

El emotivo discurso de los padres de Ginés que ha hecho llorar a Carlos Sobera

Padres e hija de Ginés

"De verdad que me cuesta muchísmo creer que cualquiera de las personas que hay aquí, pudiera hacerlo", aseguró Camino. Al ver que algunos de los aspirantes seguían tomándose la situación a broma, Claudia dejó claro que tenía pruebas. El jurado lo confirmó. Pepe Rodríguez sacó un móvil. En él tenía las fotografías que probaban lo que la italiana había contado. La dirección del programa se las acababan de mandar. Esas imágenes mostraban la hoja arrugada y medio rota de su diario.

La vendetta de Claudia

El asunto sigue sin su culpable, pero Claudia tuvo su propia vendetta. Su actitud y su trabajo en la prueba de exteriores hicieron que el jurado la eligiera como la mejor aspirante del cocinado. Eso hizo que su delantal pasara de negro a blanco. También tuvo una ventaja. Sus compañeros tuvieron que preparar una tarta nupcial en la prueba de eliminación. Ella fue la encargada de asignar una desventaja: diez minutos menos de cocinado. 

MasterChef
TVE

La italiana dio a cada aspirante una rosa. Podía ser blanca o negra. Eso designada para quien sería más difícil hacer la tarta. Claudia se tomó cada entrega como un ajuste de cuentas, algo que no gustó a Pilu. Le llamó 'radiopilu', le dijo que siempre estaba en el meollo. Intentó que fuera una broma, pero para su compañera no tuvo gracia. "No entiendo por qué hace este comentario. Fui la primera que quiso darle un apoyo cuando llegó. No he entrado en ninguna polémica y se me está tachando de algo que no soy", contestó. 

Después de que Pilu subiera a la galería, ella y Claudia hicieron las paces. La italiana confesó que su comentario había estado fuera de lugar. Ella las aceptó, pero dejó claro que su relación no volvería a ser la misma. 

Loading...