Este lunes no ha sido un día normal en la 'corrala' de Sálvame'. Este viernes perdían a Carlos, compañero de producción de La Fábrica de la Tele (productora de 'Sálvame) que fallecía de forma prematura, a los 32 años, este pasado viernes 13 de octubre. El equipo al completo le han querido dedicar el programa y enviar a su entorno más cercano mucho ánimo para un momento tan delicado y triste.

Todos habían trabajado con Carlos, y Paz Padilla, Belén Esteban y Terelu Campos se han mostrado especialmente consternadas y conmocionadas con este adiós definitivo y prematuro.

Artículo relacionado

La presentadora, con semblante serio y con lágrimas asomando en sus ojos, ha sido la primera en dedicarle unas cariñosas palabras de recuerdo. "El programa de hoy se lo queremos dedicar a nuestro compañero Carlos, que ahora estaba trabajando en 'Cámbiame'. Seguro que nos estará viendo y que habrá recibido todo el calor de sus compañeros. Estés donde estés no te olvidaremos", afirmaba justo antes de enviar "un beso" a sus padres, familiares y a su novia Paqui, con quien también comparten trabajo.

Después de Paz, ha pedido el turno de palabra Belén, que estaba especialmente tocada porque, además, este lunes es el cumpleaños de su madre Carmen y no puede estar con ella. La de San Blas ha recordado con muchísimo cariño a su compañero fallecido: Yo he trabajado muchísimo con Carlos. Hice con él 'Los ojos de Belén' en una época en la que yo no estaba bien. Ha sido una de las mejores personas. Yo le hacía rabiar cuando yo estaba tan mal y él siempre estuvo pendiente de mí. Donde estés, gracias".

Terelu se enteraba en directo del impactante fallecimiento de su compañero. "Acabo de ver su imagen y me he quedado descompuesta. No me puedo creer que haya pasado una cosa así", decía sin salir de su asombro y de la tristeza causada por su pérdida. "Con él hicimos 'Las Campos", decía con un hilo de voz.

María Patiño no podía disimular que para ella también estaba siendo una jornada especialmente difícil y dura. La periodista estaba doblemente apenada, no solo por haber perdido a un compañero querido, sino porque en estas últimas horas está viendo como su tierra, "la tierra donde están enterrados mis padres", arde porque la están quemando.