Ana Boyer está viviendo hoy un día de lo más especial. La hija pequeña de Isabel Preysler cumple 31 años y aunque tendrá que celebrarlo confinada junto a su marido Fernando Verdasco y su hijo Miguel, no le está faltando el cariño de sus seres más queridos. Uno de los mensajes más especiales que ha recibido ha sido el de su hermana Tamara Falcó. Ana y Tamara siempre han dado muestra de su buena relación y de lo mucho que se admiran. En los momentos complicados siempre están al lado la una de la otra y también disfrutan juntas de los mejores instantes. Ya que hoy no van a tener una celebración como la que les gustaría, la ganadora de ‘MasterChef Celebrity’ ha querido tener un bonito detalle con su hermana vía Instagram.

Artículo relacionado

Tamara ha compartido un recuerdo entrañable. Ha publicado una fotografía en la que aparecen las dos cuando eran pequeñas, sonrientes y de la mano. “Happy Birthday a mi hermana chiquitina, a la que siempre voy a querer con todo mi corazón” es el mensaje que le ha dedicado a Ana demostrando una vez más lo importante que es para ella. La protagonista del día no ha dudado en responder a esta felicitación de su hermana. Ha compartido en su cuenta de Instagram esta felicitación y la ha acompañado de unas palabras. “Y yo más”, ha escrito la mujer de Fernando Verdasco sobre las palabras de Tamara.

Tamara Falcó y Ana Boyer

Para la ganadora de ‘MasterChef Celebrity’ no están siendo días fáciles. A la situación de aislamiento hay que sumar que su padre Carlos Falcó perdió la vida hace unas semanas tras contagiarse de coronavirus. Tal y como se puede ver en un vídeo exclusivo de nuestra revista, Tamara vivió un instante muy duro al despedirse de él con la única compañía de algunos de sus hermanos. En estos momentos busca refugio tanto en su hermana Ana como en su madre Isabel Preysler, que se han convertido en sus grandes apoyos. Además encuentra en su sobrino Miguel, el hijo de Ana, una de sus grandes alegrías. Así lo demostró hace unos días en sus redes sociales cuando compartió una preciosa imagen en la que aparece junto a su ahijado.