Edmundo Arrocet ha vivido una gran noche. Tras unos meses complicados debido a su ruptura con María Teresa Campos y la reciente prueba de paternidad a la que ha tenido que someterse, el humorista vivió este martes 18 de febrero una gala de los más especial. En concreto, Bigote acudió a una gala benéfica en homenaje a Chiquito de la Calzada que ha tenido lugar en el teatro Cervantes de Málaga.

Artículo relacionado

El humorista, sin embargo, no acudió solo. Bigote Arrocet estuvo en todo momento muy bien acompañado por su amiga María José Gonzalez, con quien se rumoreó que mantenía una relación. Él, sin embargo, lo desmintió en Fitur, cuando ambos coincidieron en el pabellón de Málaga. Edmundo compartió confidencias mientras que disfrutaban de la actuación de sus compañeros. Muy sonriente, Edmundo incluso terminó haciéndose un ‘selfie’ cuando terminó el espectáculo.

Edmundo Arrocet
GTRES

Una compañía muy diferente a la que ha tenido Edmundo en las últimas galas benéficas en las que ha aparecido. Hasta su ruptura con María Teresa Campos, el humorista solía aparecer en este tipo de actos con la periodista. Ahora, sin embargo, ha cambiado a la madre de Terelu Campos por una misteriosa mujer.

Edmundo ya reapareció el pasado viernes 7 de febrero en Málaga durante la presentación de esta gala homenaje a Chiquito de la Calzada. Allí, una vez más, la ex pareja de María Teresa Campos ha disfrutado de un paseo junto a unos amigos, de los que se despidió cariñosamente.

Artículo relacionado

Desde que rompieron, Edmundo Arrocet y María Teresa Campos no han tenido las cosas fáciles. El humorista se ha tenido que someter a una prueba de ADN para resolver la controversia que mantiene con su hijo Alexis Ledgard, quien lleva años intentando demostrar legalmente que es hijo biológico de Bigote. El detalle más llamativo de su aparición saltaba a la vista, pues se ha afeitado la frondosa barba que lucía en los últimos meses y ha vuelto a su característico bigote, algo que ha seguido manteniendo.