Las Navidades de Joaquín Torres siempre estarán marcadas por el trágico suceso que sacudió a su familia, la muerte de su hermano Juancho, cuando solo tenía 28 años. El propio arquitecto ha compartido en Espejo Público sus emociones en estas fechas tan señaladas, y es que su hermanó falleció un 31 de diciembre.

Artículo relacionado

"Hoy se notan las ausencias lógicamente. Me disculpo por mi emoción porque no estaba previsto", dijo el novio del director de 'Viva la Vida' visiblemente emocionado y afectado al enseñar su mesa decorada para la Nochebuena en una conexión con 'Espejo Público'. No son días fáciles para Joaquín Torres, al igual que para sus seres queridos, que siempre pero lógicamente con más intensidad en estos días de fiesta siente la ausencia de su hermano.

Ensalada de angulas, algo de marisco y un roast beef son los platos que Torres cenó en Nochebuena, una noche que sigue celebrando y en la que se vuelca; la vida continúa. "Yo no cocino porque soy un desastre y viene todo muy preparado. Luego viene un grupo flamenco a cantar a casa y nunca se sabe cómo acabaremos, supongo que cantaremos. Prometo no llorar", dijo el arquitecto a Susanna Griso.

El arquitecto confesó en su libro 'Detrás de la puerta' que aún no ha superado la pérdida de su hermano, que falleció por culpa de las drogas: "llegué a odiar a mi hermano, no lo veía como un enfermo, sino como un enemigo", confesó roto de dolor. A pesar de todo mira al frente volcado en sus personas favoritas, entre ellas lógicamente su pareja con el que mantiene una de las relaciones más consolidadas y estables.

Torres

Su mayor apoyo en estos momentos es, sin duda, su pareja. Joaquín Torres y Raúl Prieto comenzaron su relación en el año 2017. Torres comenzó a hacerse famoso diseñando las casas de los ‘vips’ y acabó de tertuliano de ‘Sálvame’ en una sección de casas de celebrities. Alí ambos se conocieron y al final, entre el director y el colaborador del programa surgió el amor. Desde entonces, su relación no ha hecho más que afianzarse.