La boda de Tamara Falcó (41 años) e Íñigo Onieva (33 años) está llamada a convertirse en el enlace del año, sin duda alguna. Poco a poco vamos conociendo más detalles como que tendrá lugar en El Rincón el próximo 8 de julio, que será Juan Avellaneda quien trabaje mano a mano con Tamara para hacer el vestido de novia de sus sueños, y que Carolina Molas y Manolo Falcó serán los padrinos. Como pasó el día en que salió a la luz su romance con la marquesa de Griñón, la cercanía de la boda ha puesto el foco en la desconocida familia del empresario. Hasta ahora conocemos a su madre, Carolina Molas, y sus dos hermanos: Alejandra y Jaime Onieva, pero, ¿qué hay de su padre?

Artículo recomendado

Íñigo Onieva presume de carísimo reloj tras su fiesta de pedida: ¿Fue el regalo de Tamara?

Iñigo Onieva

Íñigo Onieva Sr es un importante empresario que, tal y como apunta El Mundo, trabaja actualmente como director global de E-Commerce del Grupo Barceló. Formó una familia aparentemente idílica con Carolina Molas, pero los continuos viajes del empresario y el desgaste en la relación provocó que el matrimonio se rompiera cuando sus hijos eran adolescentes. Según la mencionada publicación, la ya expareja llegó a un acuerdo de divorcio, Molas se quedaba en la casa familiar con sus tres hijos e Íñigo poco después decidió mudarse a México.

Tanto Carolina como su exmarido rehicieron su vida. Ambos se volvieron a casar e Íñigo tuvo un cuarto hijo llamado Willy. A pesar de la distancia, el prometido de Tamara Falcó mantiene una relación muy estrecha con su padre, y le ha dedicado alguna que otra publicación en redes sociales, donde hemos podido comprobar que mantienen un gran parecido físico.

Íñigo Onieva con su padre

Íñigo Onieva con su padre y su hermana Alejandra en una imagen de su infancia

Instagram @ionieva

Se desconoce si Íñigo y su exmujer mantienen buena relación, pero lo que sí está claro es que han acaparado buena parte del protagonismo en la pedida de mano de la pareja y lo harán el día de la boda. Sea como fuere, la expareja tendrá que dejar a un lado las tiranteces y arropar a su hijo en un día tan especial como es su boda.

Artículo recomendado

Tamara Falcó e Íñigo Onieva, entre el agotamiento y la alegría, reaparecen tras el fiestón de compromiso

Tamara Falcó e Íñigo Onieva collage

La sorprendente relación de Tamara Falcó y su suegro

Aunque tras su polémica ruptura con Íñigo Onieva, Tamara Falcó decidió dinamitar su relación con todos los miembros de la familia de su chico, hasta el punto que bloqueó en redes sociales a Carolina Molas y Alejandra Onieva, parece que la inesperada reconciliación ha provocado un nuevo acercamiento entre la marquesa de Griñón su suegra, su cuñada y también su suegro. Tal y como han confirmando fuentes cercana a la familia a La Razón, Tamara e Íñigo Sr congeniaron a la perfección nada más verse las caras el día de la pedida en mano en casa de Isabel Preysler: "Hubo una gran sintonía en cuanto les presentaron", ha podido saber el citado medio.

¿Cómo se lleva a día de hoy con Carolina Molas?

Hace solo unos días la propia Tamara comentaba en 'El Hormiguero' cuál fue la reacción de su suegra cuando saltó a la luz que podría estar embarazada, una charla entre ellas que puso de manifiesta la buena sintonía que vuelve a ver entre ellas. La empresaria siempre ha resaltado el cariño que siente hacía la futura mujer de su hijo, un afecto que parece recíproco.

Carolina Molas, un pilar fundamental en la vida de Íñigo

Para Íñigo, su madre es una pieza clave, de ahí que sea imprescindible que también se lleve bien con su mujer y futura madre de sus hijos. "Pura bondad, nobleza, generosidad y carácter. Ejemplo de mujer, persona a seguir y orgullo de madre", así definía el empresario a su progenitora, a quien ha elegido para acompañarle al altar en el que promete ser uno de los días más especiales de su vida.