La polémica por las famosas fiestas de los futbolistas ha hecho que uno de los rostros habituales de 'Sálvame' haya querido dar un paso al frente. Alonso Caparrós, muy afectado, se sinceraba sobre su pasado como organizador de este tipo de encuentros y relataba el infierno que llegó a vivir y la cantidad de personas a las que defraudó por el camino. “Me considero responsable del sufrimiento que le he podido infringir a alguna de esas mujeres”, afirmaba entre lágrimas. El presentador llegaba incluso a desvelar algunas cuantiosas ofertas que ha tenido a lo largo de su vida para participar en estas fiestas. Muchos miles de euros que, sin duda, conllevaban un alto precio que pagar...

Artículo relacionado

“A mis fiestas iba gente del mundo de la televisión”, afirmaba Alonso Caparrós en uno de sus testimonios menos esperados. El presentador, en medio de la tormenta ocasionada por las famosas fiestas de los futbolistas, ha querido dar un paso al frente y narrar su propia experiencia. “Muchas veces tuve miedo de que pudieran largar de lo que hacíamos en esas fiestas. Hay chicas que me amenazaron pero yo supe como bandear la situación”, explicaba en directo. “En esas fiestas me han quitado dinero de la cartera”.

“Yo he vivido estas fiestas, las he vivido como protagonista”, aseguraba Alonso muy afectado. “Una de las cosas que mas lamento es lo que yo le he podido hacer sentir a las mujeres en aquellos tiempos horribles en los que mi adicción me ganaba”. Por suerte, el presentador pudo poner fin a la situación y renacer con la ayuda de los suyos. “Tengo una hija que tiene 22 años y aunque estoy en otra posición no me lo puedo perdonar”.

Alonso Caparrós

Una cantidad muy tentadora

Alonso llegaba incluso a desvelar la cantidad que le llegaron a ofrecer por asistir a una fiesta que, aparentemente, parecía menos peligrosa que las que había contado. “Hace unos meses me llegó una oferta para asistir a una de esas fiestas”, aseguraba el presentador. “Me localizaron a través de instagram y me ofrecían asistir a una fiesta privada en una suite de un hotel de Londres”. Con todo, esta asistencia venía con algunas especificaciones que debía cumplir: tenía que acudir en calzoncillos.

“Me pagaban, además de los gastos, 15.000 euros y sin obligación a nada, eso se negociaría después”, remataba Caparrós. Una oferta a la que el presentador no acudió pero que deja una idea de lo que se maneja en estos eventos y cómo pueden ser las famosísimas fiestas a las que asisten deportistas.