Quedarse en casa es una medida esencial para frenar los contagios por coronavirus. Por ello, el Gobierno de España ha decretado el estado de alarma que solo permite salir del domicilio por motivos de primera necesidad -como ir al supermercado, a la farmacia, a los hospitales- o por causas laborales. En la calle la policía puede solicitar a cualquier ciudadano la justificación de su desplazamiento. María Patiño lo vivió este miércoles en primera persona cuando regresaba a casa. Aunque la periodista pudo justificar con documentación que volvía del trabajo, tuvo un percance al tratar de demostrar que se dirigía hacia su domicilio.

Artículo relacionado

“Cuando volvía ayer del trabajo a casa me paró la policía. Iba en un taxi. Me pidió mi acreditación. Yo ya tenía mi salvoconducto de la productora para certificar que había estado trabajando. Pero ese no era el problema”, ha contado María Patiño en ‘Sálvame’. La periodista ha explicado que el problema era que la policía necesitaba saber que realmente se dirigía hacia su casa, pero en su DNI no aparece su dirección actual.

“Como me he mudado hace relativamente poco, la dirección de la nueva casa no está reflejada aún en mi DNI”, ha aclarado María Patiño. “La policía quiso pasar por alto esta situación muy particular, pero me dijo que si no me enfrentaba a una multa de 1.500 euros”, ha explicado la periodista en ‘Sálvame’. “La policía tiene que saber y tenemos que acreditar de dónde venimos y adónde vamos”, ha añadido.

Tras este percance, María Patiño ha tomado una medida para justificar dónde vive hasta que pueda actualizar la dirección de su DNI: “Yo lo he resuelto llevando el empadronamiento conmigo. Así si me para la policía puedo certificar que vengo de Telecinco y dónde vivo actualmente”. La presentadora de ‘Socialité’ se mudó en marzo de 2019 junto a su pareja, Ricardo Rodríguez, a un ático situado en un céntrico barrio de Madrid.