Para Beatriz de York los inconvenientes del coronavirus han ido más allá del confinamiento: la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson se ha visto obligada a cancelar su boda con Edoardo Mapelli Mozzi. La pareja iba a darse el "sí, quiero" el pasado 29 de mayo en la capilla real del Palacio de St. James.

Artículo relacionado

A todo ello, se le suman las múltiples polémicas que desde hace meses persiguen a la familia de los York con motivo del caso Epstein, en el que su padre se ha visto involucrado. Un motivo más por el que la nieta de Isabel II podría estar planteándose una mudanza a Italia, tierra de su prometido, con el objetivo de alejarse de los focos mediáticos y encontrar allí más tranquilidad en su día a día.

Beatriz de York y Edoardo Mapelli

En caso de que finalmente de produjera este movimiento, Beatriz protagonizaría el segundo "abandono" de la Corona inglesa, tras los pasos de su primo el príncipe Harry y Meghan Markle. Tal y como ha revelado Phil Dampier, escritor experto en la Familia Real británica, la royal podría estar "considerando mudarse a Italia por el escándalo del príncipe Andrés".

Con ganas de comenzar "una nueva vida", la pareja se alejaría así de las polémicas y conjeturas que han sufrido durante las últimas semanas. "Ha tenido que aguantar mucho, postergando su boda y también el escándalo de su padre con el caso Epstein", informaba el periodista. La decisión estaría fomentada también por el escaso papel institucional que Beatriz realiza para con la Corona inglesa. Por su parte, el negocio inmobiliario de Edoardo sería posible gestionarlo desde cualquier parte del mundo. ¿Qué mejor que su país natal?

Beatriz de York y Edoardo Mapelli

Beatriz y Edoardo se comprometieron en septiembre de 2019 durante un romántico viaje por la Costa Amalfitana, un anuncio que rápidamente se vio perjudicado por el caso Epstein, que obligó al príncipe Andrés a retirarse de la vida pública. Por este motivo, estaba previsto que el enlace no abarcara las dimensiones que tuvo el de su hermana menor Eugenia, celebrado en 2018 en el Castillo de Windsor ante una extensa lista de invitados.