La reina Sofía ha convertido las visitas a los Bancos de Alimentos en uno de los ejes que sustentan su agenda dentro de la casa real española. Desde hace años, la reina consorte visita las sedes que este organismo tiene en cada provincia española. Sin ir más lejos, el pasado martes 1 de marzo se desplaza hasta Ourense, en donde tuvo la oportunidad de conocer de primera mano cómo es el trabajo de este organismo, más después de la pandemia. Sin embargo, esto no es lo único que hizo la madre de Felipe VI en la ciudad.

Artículo recomendado

El valor detrás de la decisión de la infanta Cristina que la desmarca de la reina Sofía

El valor detrás de la decisión de la infanta Cristina que la desmarca de la reina Sofía

La reina Sofía no dudó en aprovechar que se encontraba en Ourense para poder disfrutar de la gastronomía del lugar. En concreto, la madre de Felipe VI almorzó en un restaurante de Ourense, llamado Pingallo, tal y como han compartido en su perfil de Instagram.

“La familia del restaurante #pingallo se siente muy honrada de haber recibido hoy a SM la Reina Doña Sofía con motivo de su visita para conocer el funcionamiento del Banco de Alimentos”, han escrito junto a una imagen en la que la reina emérita aparecía rodeada por algunos de los trabajadores del lugar.

Según ha publicado ‘Vanitatis’, durante su visita, la reina Sofía pudo disfrutar de un pulpo a feira, un lenguado de la ría a la menier y fresas como postre. Como bebida, la madre de Felipe VI optó por un zumo de tomate, demostrando que, al igual que le pasa a la reina Letizia, ella también presta especial atención en que su dieta sea equilibrada.

Artículo recomendado

La reina Sofía no frena en sus compromisos con la blazer con estampado de serpiente más llamativa de su armario

La reina Sofía no frena en sus compromisos con la blazer con estampado de serpiente más llamativa de su armario

Además, según las declaraciones del dueño del restaurante, José Luis González, recogidas por la mencionada publicación, los comensales del lugar no dudaron en despedir a la reina Sofía como si de una auténtica estrella se tratase.

"Al irse, todos los que estaban comiendo se levantaron a aplaudirla. No estaba preparado, se levantaron como un resorte y no pararon de aplaudir durante un buen rato. Ella llegó a emocionarse y lo agradeció mucho”, ha asegurado el empresario a ‘Vanitatis’. Una comida con la que la reina Sofía cerró su visita de unas horas a Ourense, a donde viajó en el mismo día en AVE para conocer de primera mano su Banco de Alimentos.